Autoridades multisectoriales recorrieron ambientes del terrapuerto

Cusco, 14 Julio 2020, (ANDINA).- El terminal terrestre de la ciudad del Cusco tendrá un aforo solo para 200 personas en el reinicio del servicio del transporte interprovincial programado para mañana miércoles, y los pasajeros deberán pasar por un minucioso control para evitar el contagio del covid-19.

Hace más de dos décadas que el único terrapuerto funciona al borde del río Huatanay y en los últimos años colapsó por el crecimiento demográfico y el arribo de turistas latinoamericanos (sobre todo, chilenos, argentinos, uruguayos y brasileños) por la vía Interoceánica.

Antes de la pandemia el terminal de cinco hectáreas mantenía su única sala con más de 10,000 usuarios al día, sin contar el personal que labora en cerca de 70 empresas que prestaban el servicio en el centro y sur del país, y cruzaban la frontera hacia Bolivia.

Sin embargo, hasta ahora luce abandonado con un reducido número de trabajadores de la municipalidad provincial del Cusco, que ansiosos esperan que mañana se reinicien los servicios y vuelvan a recibir y despedir a cusqueños o foráneos afectados por la pandemia.

Ronald Caballero Ruiz, director del terminal, aseguró en diálogo con la Agencia Andina que la nueva disposición sobre lineamientos y protocolos del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) la harán cumplir a cabalidad.

La rigurosidad que exige el MTC hizo que solo se apruebe el protocolo de tres empresas hasta el momento, ya que el resto aún no levanta observaciones como el plan de aislamiento, desinfección, tenencia de equipos de protección personal para trabajadores y conductores.

No obstante, remarcó y mostró que las ventanillas de atención al público de una de las empresas están cubiertas con vidrio, la comunicación es por micrófonos y parlantes; el personal usa mascarillas y protectores faciales; y es infaltable el alcohol en líquido y en gel.

Caballero Ruiz especificó que los usuarios no podrán permanecer por mucho tiempo en el terminal, aligerarán su paso durante la desinfección y entregarán la declaración jurada sobre su salud. La revisión estará a cargo de agentes policiales y en ocasiones apoyarán fiscales. “No abordarán los pasajeros que no usen mascarillas ni protector facial”, enfatizó.

Los buses tendrán a su personal protegido con indumentarias que eviten el paso del virus, además de alcohol y termómetros digitales que utilizarán a la salida y llegada a sus destinos. Los vehículos cuentan con cortinas sintéticas o separadores para evitar interacción de los pasajeros, los mismos que no podrán subir a medio camino y se prohíbe la entrega de alimentos.

De hallarse a alguna persona con los síntomas del covid-19 esta será separada y analizada por el personal médico de la municipalidad del Cusco, y quizá se apliquen pruebas rápidas para el descarte.

Los turistas no podrán arribar aún a Cusco; ellos recién accederían a fines de este mes cuando se reabran los atractivos turísticos, entre ellos el parque arqueológico de Machu Picchu.

Autoridades municipales, policiales, del Ministerio Público, Superintendencia de Transporte Terrestre, Carga y Mercancías (Sutran), Prefectura, entre otras, ingresaron y recorrieron los ambientes del terminal terrestre y esperan que desde mañana la población usuaria acate las medidas de protección ante el covid-19.

Print Friendly, PDF & Email