El presidente del Consejo de Ministros, Vicente Zeballos, expresó su preocupación por la aprobación de proyectos de ley en el Congreso.

Lima, 09 Julio 2020, (ANDINA).- El presidente del Consejo de Ministros, Vicente Zeballos, expresó su preocupación por la aprobación de proyectos de ley en el Congreso, sin seguir el procedimiento de deliberación y debate adecuado, ello luego de conocer el dictamen que propone el congelamiento de deudas bancarias en el marco de la emergencia por el covid-19.

En la víspera, la Comisión de Economía del Congreso aprobó un dictamen que propone el congelamiento de deudas bancarias, que busca no generar cargos adicionales a los usuarios que no hayan pagado las cuotas de sus deudas durante los meses de emergencia o 90 días tras la entrada en vigencia de la norma.

“El propio Tribunal Constitucional dice, en un fallo que dio por el tema de la cuestión de confianza, que una norma de esa dimensión no solo necesita de los votos, sino de la legitimidad de la deliberación. En escasamente diez minutos una norma tan potente, de tal impacto social y económico para el país, no puede darse en tan reducido espacio, más si la ley es como una imposición”, dijo en Radio Nacional.

En ese sentido, Zeballos precisó que como gobierno ratifican la defensa de las competencias constitucionales, pues el que dirige la política general, donde se compromete el manejo económico, financiero y presupuestal, es el Poder Ejecutivo.

“Quien administra las finanzas públicas es el Poder Ejecutivo y un elemento adicional es que estamos en una crisis, y en una crisis debe haber unidad y orden, y este orden lo lidera el Ejecutivo a instancias del Ministerio de Economía emitiendo una serie de lineamientos de carácter integral”, aseguró.

Por ello, manifestó, el Parlamento está emitiendo “de costado” este tipo de normas que distorsionan la unidad de la propuesta que se viene manejando para salir de la crisis, que no solo se trata de un problema de salud, sino también económico.

Asimismo agregó que entidades públicas como el Banco Central de Reserva y la Superintendencia de Banca y Seguros y el Ministerio de Economía observaron esta iniciativa, al igual que entidades del sistema financiero que también expresaron su voz de alerta.

“Porque aquí hay un equilibrio, por un lado son los préstamos y por otro los ahorristas, y estos últimos dan sustento a los préstamos. Si no hay pago de los préstamos habrá impacto y lo más peligroso, que algunos analistas dicen, son las llamadas corridas y más aún en la coyuntura en que nos hallamos en el país”, añadió.

En otro momento refirió que en el presupuesto para el 2021, que por mandato constitucional tienen hasta el 30 de agosto para elevarlo ante el Congreso y que lo apruebe, la prioridad la tendrá el sector Salud, seguido de Economía, Agricultura y Vivienda.

Print Friendly, PDF & Email