En el establecimiento penitenciario Quillabamba, en Cusco, hay cero infectados por coronavirus en trabajadores e internos

Cusco, 11 Junio 2020, (ANDINA).- En el establecimiento penitenciario Quillabamba, en Cusco, hay cero infectados por coronavirus en trabajadores e internos, gracias a que las autoridades aplican rigurosamente el Plan de Acción Frente al Riesgo de Introducción de la covid-19, en los penales del Instituto Nacional Penitenciario (Inpe).

Entre las acciones para controlar al personal que ingresa a laborar en dicho penal, se han instalado lavaderos de mano con jabón y papel toalla, se les toma la temperatura, desinfectan sus calzados y se supervisa el uso correcto de mascarillas.

Asimismo, para la limpieza y desinfección permanente del centro penitenciario, el Inpe ha entregado lejía, detergente, papel higiénico y equipos de bioseguridad como mascarillas y mandilones para el personal de salud.

Además, en coordinación con el Ministerio de Salud se realizó una campaña de vacunación de neumococo e influenza para trabajadores e internos.

Con presupuesto del penal de Quillabamba, se está culminando el mejoramiento de dos ambientes con servicios higiénicos en el tópico y un taller de trabajo que servirán de áreas de aislamiento y tratamiento en caso de que algún interno diera positivo al coronavirus.

Igualmente, el equipo de salud del establecimiento carcelario, gestionó que dos psicólogas del centro comunitario de salud mental de la región Cusco, realicen terapias grupales para mitigar el daño a la salud mental producido por la pandemia y así dar soporte emocional a los trabajadores penitenciarios que se encuentran en la primera línea de batalla frente a esta enfermedad.

El penal de Quillabamba, cuyo director es Julio César Meniz Grados, cuenta con una población penal de 298 varones y 52 mujeres. La administración recae en Edwin Puma.

Print Friendly, PDF & Email