El presidente de la Conferencia Episcopal Peruana, Miguel Cabrejos Vidarte, oró por todos los profesionales que en estos momentos se encuentran, desde distintos frentes, luchando contra la pandemia del covid-19.

Trujillo, 09 Abril 2020, (ANDINA).- Desde la Basílica Catedral de Trujillo, el presidente de la Conferencia Episcopal Peruana, Miguel Cabrejos Vidarte, oró por todos los profesionales que en estos momentos se encuentran, desde distintos frentes, luchando contra la pandemia del covid-19, que ya ha cobrado 138 vidas en el Perú.

En la homilía de la misa de Jueves Santo afirmó: “En este contexto del covid-19 miremos a los verdaderos héroes que salen a la luz en estos días. No son lo que tienen fama, dinero, éxito, sino también lo que se dan a sí mismos para servir a los demás”.

“Tenemos que reconocerlo y pedir por ellos: médicos, enfermeras, enfermeros, militares, policías, voluntarios, periodistas, sacerdotes, religiosas; todos tienen familia, seres queridos, pero aun así arriesgan su vida sirviendo”, resaltó el también arzobispo de Trujillo.

“Son un ejemplo concreto de servicio para el día de hoy”, remarcó y expresó la necesidad de mostrar una actitud de servicio frente a los demás y pidió que más que ver y saber, pidamos ser útiles en estos momentos.

“Vivir egoístamente en el aislamiento, es como el mar muerto, donde no existe ningún tipo de vida. Acerquémonos a quien sufre, al más necesitado; no seamos referenciales, no nos perdamos en cosas insignificantes. El que no vive para servir, no sirve para vivir”, aseveró.

En ese sentido, pidió que miremos como ejemplo a Jesucristo, quien manifestó todo el tiempo esa humildad de servir siempre a los demás.

“Si amas a Cristo, si amas a la eucaristía tienes que ayudar a los más necesitados, vulnerables y enfermos, hoy más que nunca. En este caminar el ser humano nunca está solo, hay siempre una presencia secreta de Dios. Santa Teresa de Ávila decía que cada oscuridad nuestra lleva, arrastra en sí una perla de luz”, expresó.

Hizo votos para “que en este coronavirus, este covid-19, que es como una oscuridad, que aparezca esa perla de luz enviada por Dios y su Santísima Madre”.

El máximo representante de la Iglesia católica en el Perú también señaló la importancia del sacramento de la eucaristía y el sacerdocio, que también tienen que ver con el don del servicio.

Sin lavado de pies ni abrazo de la paz

En Jueves Santo es tradicional el lavado de pies, pero de acuerdo con las disposiciones del Vaticano para prevenir la propagación del coronavirus, esta acción ha sido suspendida, así como el abrazo de la paz y la procesión del Santísimo Sacramento.

En otro momento, monseñor Cabrejos agradeció a los medios de comunicación y el Facebook de la Red de Apóstol Perú por trasmitir la ceremonia religiosa, y permitir, de esta manera, que los fieles católicos puedan participar desde sus casas, en aislamiento social obligatorio, de la misa de la Cena del Señor.

Print Friendly, PDF & Email