Un total de 433 atenciones en salud mental se han registrado en la zona del siniestro ocurrido el pasado jueves 23 de enero en el distrito de Villa El Salvador.

Lima, 26 Enero 2020, (ANDINA).- Un total de 433 atenciones en salud mental se han registrado en la zona del siniestro ocurrido el pasado jueves 23 de enero, con la deflagración de gas licuado en el distrito de Villa El Salvador, informó el Ministerio de Salud (Minsa).

Durante los días de intervención, cerca de 129 profesionales de la salud en dicha especialidad recorrieron los alrededores de la zona de la deflagración para brindar soporte emocional a las personas que resultaron afectadas, entre ellos a los heridos, los familiares de los fallecidos y vecinos.

Humberto Castillo, asesor en temas de salud mental del Minsa, dijo que la primera acción que realizaron los profesionales de la salud fueron los primeros auxilios psicológicos.

“Vienen a ser una técnica de intervención de primera respuesta en salud mental que incorpora la escucha activa, ayuda en la satisfacción de sus necesidades inmediatas y manejo adecuado de emociones”, explicó.

El especialista manifestó que esto es un evento que ha sucedido de manera imprevista y afecta no solo a las personas directamente sino al entorno, quienes están viviendo un momento de inseguridad y, por ende, requieren un apoyo psicológico.

“Una persona que atraviesa un momento difícil puede sufrir estrés postraumático, que significa cuando la experiencia de dolor no se procesa de manera adecuada y se alteran las funciones mentales; por ejemplo, cuando las personas no pueden dormir, recuerdan a cada rato los hechos, no pueden adaptarse a su vida cotidiana, entre otras”, precisó.

Castillo explicó que ese estrés se tiene que prevenir; por ello, es importante que las personas puedan expresar sus emociones, así como que haya gente que pueda escucharlos para darles la esperanza y el soporte emocional que necesitan.

Asimismo, detalló que, al momento del incidente, personal de los diez Centro de Salud Mental Comunitarios (CSMC) de Lima Sur se desplazaron al lugar y, de inmediato, se organizaron en brigadas para dar acompañamiento a las personas afectadas tanto en los puestos médicos de avanzada como en las zonas aledañas.

Agregó que la atención en salud mental está cubierta las 24 horas para los próximos días.

“La crisis no sólo es material sino psicológica y hay que ayudar a las personas que no se queden atrapadas en el dolor, que sepan que pueden salir adelante a través de los gestos de solidaridad y esperanza a fin de que puedan abordar estas situaciones de crisis”, concluyó.

Print Friendly, PDF & Email