Keiko Fujimori sostuvo que guardó silencio en el interrogatorio del fiscal Domingo Pérez, al considerar que no existen las garantías mínimas de respeto al debido proceso.

Lima, 25 Noviembre 2019, (ANDINA).- La excandidata presidencial Keiko Fujimori sostuvo que guardó silencio en el interrogatorio del fiscal José Domingo Pérez, al considerar que no existen las garantías mínimas de respeto al debido proceso.

Mediante sus cuentas en redes sociales, Fujimori argumentó que mientras el fiscal ocultaba documentación reservada a su defensa, este la filtraba en simultáneo a los medios cada vez que se iba a decidir algo importante sobre su caso.

“Es por este motivo que voy a ejercer el derecho a guardar silencio que le asiste a todo procesado”, escribió.

Según refirió, no existen las garantías mínimas de respeto al debido proceso y “no es casualidad que haya programado mi declaración en la semana decisiva que el TC (Tribunal Constitucional) está debatiendo mi libertad”.

“No voy a prestarme al juego perverso de un fiscal que quiere escribir un nuevo capítulo de su serie de abusos y atropellos”, añadió la excandidata presidencial.

En su opinión, la actitud del fiscal Pérez ha estado marcada por la “violación sistemática del debido proceso”.

Asimismo, afirmó que ha colaborado con la justicia durante más de 19 años, y en este caso lleva cuatro años asistiendo a declarar las veces que ha sido requerida.

“He entregado la documentación que se me ha requerido y participado en las diligencias que el fiscal a cargo ha programado. Asistí a cada una de las sesiones programadas. He cumplido con mi responsabilidad y seguiré colaborando con la justicia”, añadió.

Keiko Fujimori no respondió hoy las interrogantes del fiscal José Domingo Pérez sobre el aporte de tres millones 650,000 dólares otorgado por Dionisio Romero a su campaña electoral de 2011.

“Ha guardado silencio, que es parte de su derecho que le reconoce el Código Procesal Penal. En ese sentido, se ha dado por concluida la diligencia”, dijo el fiscal al término del interrogatorio.

Print Friendly, PDF & Email