Eva Ayllón regresó con su gramófono en mano, tras recibir el reconocimiento de la Academia Latina de la Grabación repleta de emociones.

Lima, 20 Noviembre 2019, (ANDINA).- Eva Ayllón regresó con su gramófono en mano, tras recibir el reconocimiento de la Academia Latina de la Grabación repleta de emociones, pero con el firme propósito de seguir trabajando y cumpliendo metas. Para ella es como si fuera el primer día que se lanzó al escenario y por eso solo le pide vida a Dios para cumplir todo lo que se ha proyectado.

Consultada sobre qué le falta aún por hacer, Eva señala que le falta aún que “el mundo se fije en nuestro país. Tengo muchas cosas por hacer, por eso siempre pido a Dios: vida. Y este premio lo siento como el reconocimiento de toda una vida, de todo un trabajo hecho, donde he tenido la fortuna de poder ser la voz de los compositores, lograr éxitos, lograr que las canciones folclóricas, los valses, la música negra se escuche en los colegios, en los taxis”.

“En donde se pueda escuchar música, siempre he estado yo presente. Eso me da mucho placer, mucho orgullo, de ser parte de cada peruano. Es una suerte inmensa. Yo, este año, he recibido mi décima nominación, pero es como si hubiera ganado 49 Grammys. Y lo ha ganado el país, el Perú, que me representa, que siempre me recibe, que siempre me escucha, que me dan la importancia debida; cosa que yo agradezco con toda mi alma. Es el reconocimiento al folclore y a la música de nuestro país y a todo nosotros”.

Eva no siente que el Grammy marque con un antes y un después su carrera “creo que es definitivamente una continuación, pero sí, tienes razón, tengo una mayor responsabilidad. Porque como tú lo dices es un premio a la excelencia musical entregado por la Academia. Entonces tengo que tener mucho más cuidado con lo que trabajamos para que se muestre más del Perú”.

“Ojalá lleguemos a tener una categoría de Perú, nosotros tenemos tanto folclore, tantos temas, tantos géneros, que le pertenezca completamente una categoría al país. Ojalá que lo consigamos porque hasta ahora no hay. A mí me encantaría proponer una categoría solo peruana, hay demasiado. Y hacer de repente una fusión entre tropical y vals.

Nos conocen por la comida pero nos falta aún por la música”.

Eva comentó que hubo la posibilidad de trabajar con Tony Succar “me dio unos tema para hacer, inclusive quería bajarle el tono porque él quería que yo estuviera en un tributo a Michael Jackson, pero no podía. Cuando a un tema le bajas demasiado la nota no suena igual. Aún existe la posibilidad de que hagamos algo, pero por supuesto nada criollo, tiene que ser algo de lo que él hace. Felizmente yo soy versátil. Te puedo cantar jazz gracias Jean Pierre Magnet, huayno gracias a mi madrina Amanda Portales, salsa, rock, metal, todo lo que se pueda”.

Eva anuncia que ya prepara sus 50 años de vida artística, “estoy volviendo a Doris Espinoza, de DEA Promotora, totalmente loca con un sueño. Estamos ya en los trámites para acceder al Estadio Nacional y hacer un concierto por mis 50 años, el 31 de octubre del 2020. Mi deseo más grande es llenar el Estadio. Habrá precios populares, así que creo que lo vamos a lograr y después de celebrar ese cumpleaños artístico; no voy a decir que me voy a morir tranquila, porque quiero seguir trabajando, pero si voy a levantar una bandera enorme y dar un gracias inmenso al Perú”.

Print Friendly, PDF & Email