El Tercer Juzgado de Investigación reprogramó la audiencia de requerimiento de prisión preventiva por 36 meses contra 16 árbitros investigados por favorecimiento a la empresa Odebrecht.

Lima, 24 Octubre 2019, (ANDINA).- El Tercer Juzgado de Investigación Preparatoria Nacional Permanente Especializado en Delitos de Corrupción de Funcionarios reprogramó la audiencia de requerimiento de prisión preventiva por 36 meses contra 16 árbitros investigados por un supuesto favorecimiento a la empresa brasileña Odebrecht.

La decisión de reprogramación para el martes 29 de octubre a las 9:00 horas, fue tomada por el titular de esta sala, Jorge Chávez Tamariz, con la finalidad de garantizar el derecho de defensa e igualdad para las partes.

El cambio de fecha fue solicitado por los abogados de los árbitros vinculados en la investigación, lo cual fue aceptado por el magistrado encargado del juzgado, ello con la finalidad de que preparen “una mejor defensa tras ser notificados en breve tiempo sobre referido requerimiento fiscal”.

En tal sentido, Chávez Tamariz adelantó que se las sesiones se desarrollarán el 29, 30 y 31 de octubre, viéndose cuatro casos por día.

“El Código Procesal Penal no está preparado para casos complejos de crimen organizado y corrupción, por lo que entiendo la posición de los abogados, aunque se debe cumplir la ley”, sostuvo.

Investigación

Entre los árbitros investigados por el equipo especial Lava Jato se encuentran los abogados José Humberto Abanto Verástegui, Mario Eduardo Juan Martín Castillo Freyre, Daniel Martín Linares Prado y otros 13 magistrados, acusados de la presunta comisión de los delitos de lavado de activos, cohecho pasivo, asociación ilícita para delinquir y tráfico de influencias en agravio del Estado.

Según la Fiscalía, los investigados habrían recibido sobornos a cambio de laudos a favor de la constructora brasileña Odebrecht en diversas controversias con el Estado peruano: Iirsa Norte, Iirsa Sur Tramo 2 y 3, Sistema de Agua Potable de Chimbote y Carretera Callejón de Huaylas Chacas-San Luis.

Humberto Abanto, abogado defensor de Jaime Yoshiyama en la investigación a Keiko Fujimori y los aportes de campaña a Fuerza Popular, habría solicitado un bono de éxito de 106,000 dólares a cambio de influir con su voto en un laudo por la carretera Interoceánica Norte, según la tesis fiscal.

Por su parte, el abogado Horacio Cánepa era conocido con el codinome Almofadinha, según reveló Jorge Barata al equipo especial. Cánepa habría recibido más de cuatro millones de dólares de la empresa Odebrecht para favorecerlo en laudos arbitrales.

Print Friendly, PDF & Email