El embarazo adolescente en el Perú no se ha reducido sino que afecta todavía al 12,6 % de adolescentes de 15 a 19 años, por lo que continúa siendo un grave problema de salud pública.

Lima, 24 Septiembre 2019, (ANDINA).- El embarazo adolescente en el Perú no se ha reducido sino que afecta todavía al 12,6 % de adolescentes de 15 a 19 años, por lo que continúa siendo un grave problema de salud pública que limita seriamente los derechos fundamentales de este grupo de la población.

Así lo advirtió la Adjunta para la Niñez y la Adolescencia de la Defensoría del Pueblo, Matilde Cobeña, quien sostuvo que este problema debe abordarse con alta prioridad desde el Estado, gobierno central, gobiernos regionales y locales, dado que los casos de adolescentes embarazadas son cada vez más dramáticos.

De acuerdo con la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar (Endes) de 2018, se registra un alto porcentaje en las regiones de la selva del país. Loreto (32 %), San Martín (23 %), Amazonas (21,2 %), Ucayali (20,2 %), y Cajamarca (19,9%).

En el área rural el 22,7 % de las adolescentes ya son madres o han estado embarazadas alguna vez y, según cifras del Reniec, de enero a diciembre del 2018 se han registrado 2,325 nacimientos de madres adolescentes entre 12 y 14 años.

“Estas cifras muestran un grave problema que debe atenderse de manera urgente para que las adolescentes puedan continuar con sus proyectos de vida, no dejen la escuela ni lleven embarazos que las pongan en riesgo. Así también, es obligación del Estado cumplir con los compromisos internacionales en materia de derechos humanos de la niñez y adolescencia”, anotó Cobeña.

El año pasado, la Defensoría del Pueblo emitió el Informe de Adjuntía 011-2018: Resultados de la supervisión defensorial a los servicios de salud diferenciados para la atención integral a adolescentes, que recomienda implementar el Plan Multisectorial para la Prevención del Embarazo en Adolescentes, obligación que alcanza a los diferentes sectores, a los gobiernos regionales y locales.

En ese informe se advirtió que el 36,3 % de los 91 establecimientos supervisados no contaba con un plan de formación en salud sexual y reproductiva de adolescentes y que el 25,3 % no entregaba información a esta población por no estar acompañado de sus padres o tutores.

En dicha oportunidad, se planteó la revisión y modificación de la normativa en los servicios de salud diferenciados para la atención integral a adolescentes, para garantizarles el acceso, contar con personal capacitado para la atención oportuna y de calidad, en todos los establecimientos de salud, recomendaciones que se mantienen hasta la fecha.

Es importante recordar que, en el 2016, el Comité de los Derechos del Niño recomendó al Estado peruano hacer frente al problema del elevado número de embarazos de adolescentes, para lo cual debía reforzar el acceso a una educación en materia de salud sexual y reproductiva, así como garantizar la disponibilidad para todos los adolescentes de servicios e información confidenciales.

La Defensoría del Pueblo reafirma su compromiso con la promoción y defensa de los derechos de las y los adolescentes. Para ello, continuará sus acciones de supervisión y seguimiento a la ejecución efectiva del Plan Nacional de Acción por la Infancia y la Adolescencia (PNAIA) y del Plan de Prevención del embarazo en adolescentes en todos los sectores y niveles de gobierno.

Print Friendly, PDF & Email