La titular de la Comisión de Educación del Congreso, Tamar Arimborgo, dijo que buscan manchar su “conducta intachable”, al responder a los cuestionamientos por un presunto conflicto de intereses.

Lima, 16 Septiembre 2019, (ANDINA).- La titular de la Comisión de Educación del Congreso, Tamar Arimborgo, dijo que buscan manchar su “conducta intachable”, al responder a los cuestionamientos por un presunto conflicto de intereses en la investigación a la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu).

“Desde que hemos iniciado este proceso de al menos intentar solicitar al pleno facultades investigadoras he sido blanco de críticas, de portadas”, indicó en la sesión de la comisión.

Según argumentó, se han encontrado irregularidades en contratos CAS, de publicidad y planillas, que merecen ser investigadas por el grupo de trabajo que encabeza.

Al inicio de la sesión, el congresista Guido Lombardi (Bancada Liberal) le solicitó aclarar la denuncia periodística que reveló que habría realizado gestiones ante la Sunedu para facilitar la acreditación de una universidad privada.

Ante ello, Arimborgo cuestionó la pregunta de su colega de la Bancada Liberal y dijo que víctima de agresión verbal.

Sostuvo que hace su labor en cumplimiento del artículo 23 del Reglamento del Congreso, referida a que los parlamentarios tienen la obligación de mantener comunicación con los ciudadanos, atender denuncias, fiscalizar a las autoridades y contribuir a mediar entre los ciudadanos y sus autoridades.

Dijo que su obligación hacer el seguimiento de todas las universidades que se encuentran en el proceso de conseguir el licenciamiento y rechazó que haya conflicto de intereses.

Print Friendly, PDF & Email