El ministro del Interior, Carlos Morán Soto, afirmó que el Gobierno buscará siempre el diálogo, pero sin tolerar a sectores violentistas.

Lima, 15 Agosto 2019, (ANDINA).- El ministro del Interior, Carlos Morán Soto, afirmó que el Gobierno buscará siempre el diálogo, pero sin tolerar a sectores violentistas, y aseguró que existe la voluntad de resolver por la vía de las conversaciones cualquier conflicto que genere protestas en el país.

El funcionario consideró que, si bien el derecho a la protesta está garantizado por la Constitución, su portafolio tiene el deber de velar por la seguridad ciudadana y preservar el orden público, por lo que en ninguna circunstancia podrá permitir actos de violencia.

“El presidente Martín Vizcarra lidera un gobierno dialogante, que busca solucionar los conflictos sociales, en base a armonía y concertación […] Vamos a seguir apostando por ello para solucionar los problemas que se puedan presentar”.

Morán criticó que, no obstante, esa voluntad de diálogo, existan autoridades regionales y locales que busquen la confrontación o que utilicen las protestas como plataforma política, sin comprender que tienen también una responsabilidad como gobierno.

El ministro del Interior los instó a dejar de lado los intereses particulares, políticos o partidarios, para poner al Perú primero y enfrentar juntos a los enemigos comunes del país: la pobreza, la inseguridad ciudadana y la exclusión social.

Desde la región La Libertad, donde inauguró obras en una sede policial, recalcó que, bajo esa vocación dialogante y en un acto de desprendimiento, es que el Gobierno planteó adelantar las elecciones generales para el 2020.

“Estamos en capacidad de ponernos de acuerdo, pero que se escuche la voz del pueblo. La conflictividad permanente no abona a favor de la construcción de un país mejor […]. Es necesario que venga otro Congreso y otro Ejecutivo”.

Junto al comandante general de la Policía Nacional del Perú (PNP), general José Lavalle, aseveró que, a pesar ese clima de constante crispación, el Gobierno seguirá trabajando hasta el último día de gestión sin distinción de colores políticos.

Unidad policial

Morán declaró a la prensa luego de inaugurar las obras de mejoramiento de los servicios policiales de la División de Orden Público y Seguridad Paiján, en el distrito del mismo nombre, situado en la provincia liberteña de Ascope.

La obra, que beneficia a más de medio millón de personas, es parte de una estrategia integral contra la inseguridad en La Libertad, en el norte del país, y constituye una de las obras de envergadura del Ministerio del Interior, con miras al Bicentenario.

“Se trata de un gran complejo policial que, con esta infraestructura, se debería replicar en todas las provincias a escala nacional […]. Esta obra no tiene nada que envidiarles a las que hay en Lima”, precisó el ministro.

El proyecto de infraestructura se ejecutó bajo la modalidad de Obras por Impuestos y contará con un Centro de Emergencia Mujer (CEM) para la atención integral de víctimas de violencia familiar y sexual en la zona.

A la par, se entregó también a esta sede policial una flota de 18 camionetas 4×4, así como 14 motocicletas y tres automóviles, además de mobiliario de oficinas, equipos de comunicaciones, cómputo y audiovisual, entre otros.

Desde el 15 de julio de este año, la nueva dependencia policial está operando con 171 agentes dotados de uniformes, varas, esposas, escudos protectores, chalecos antibalas, cámaras antigás, binoculares, entre otros implementos.

Print Friendly, PDF & Email