El brasileño Renán Torres le ganó al campeón panamericano Lenin Preciado y dio la primera sorpresa. Los peruanos Brillith Gamarra y Dilmer Calle quedaron cerca del bronce.

Lima, 09 Agosto 2019, (El Informante Perú).- Levantó las manos, como si hubiera alcanzado la cima de un sueño increíble. En lo más alto del podio, el brasileño Renán Torres se acordó de tantas imágenes, como cuando debió mudarse con su familia a Sao Paulo, a los 10 años, para hacerse un lugar en el Judo, uno de los deportes más competitivos en su país. Esta noche, inscribió su nombre en la gloria deportiva de su país, con el oro panamericano.

Nadie lo esperaba. Torres derrotó por sometimiento al vigente campeón de la categoría -60 kg, el ecuatoriano Lenin Preciado. Un objetivo que no habían alcanzado compañeros mejor rankeados como Felipe Kitadai y Eric Takabatake, sin embargo, este joven de 20 años, del interior de Brasil, lo alcanzó después de muchos años de dedicación encima del tatami.

“Tenía confianza en la pelea. Preciado es un judoca muy fuerte, pero sicológicamente estuve concentrado para aprovechar un descuido de él y derrotarlo por ippon. Ganar bien es diferente y fue una venganza para el Judo brasileño, porque nos venía ganando hace años. Es un logro que me permite creer que puedo llegar más alto, ahora que pasé de juvenil a adulto”, indicó Renán.

Otra de las sorpresas fue la caída de la campeona olímpica en Río 2016, la argentina Paula Pareto, quien cayó ante la cubana Vanesa Godínez, en la categoría -48 kg. La ‘Peque’ no se presentó, luego a la disputa por el bronce, alegando un dolor a causa de una hernia en la espalda. “Es un dolor en el alma, pero dentro de quince días es el Mundial en Tokio, así que tomé la mejor decisión”, indicó la judoca albiceleste.

En esta primera jornada, además, el piurano Dilmer Calle perdió en la disputa por la presea de bronce, en la categoría -60kg, ante el estadounidense Adonis Díaz. Mientras que la ayacuchana Brillith Gamarra perdió ante la panameña Kristine Jiménez, en la categoría -52 kg. La diferencia, en ambos casos, fue una llave.

“Dilmer tiene muy buena defensa y no fue tan fácil derrotarlo. Es muy astuto en las técnicas defensivas. Sin embargo, pude hacerle una llave en el momento que noté que sus brazos se cansaban. Fue una linda pelea, en medio de un público muy respetuoso que apoyó a su atleta con mucha energía”, indicó Adonis al final del combate.

Print Friendly, PDF & Email