Efectivos de la Policía Nacional encontraron en un cerro de Huachipa (Lurigancho) el cuerpo de una bebé de 11 meses que fue asfixiada y calcinada por su propio padre.

Lima, 27 de Setiembre 2018, (ANDINA).- Efectivos de la Policía Nacional encontraron en un cerro de Huachipa (Lurigancho) el cuerpo de una bebé de 11 meses que fue asfixiada y calcinada por su propio padre, quien ha sido detenido tras confesar el crimen.

La Policía emprendió la búsqueda luego que la tía de la bebé acudiera a la comisaría de Chaclacayo a denunciar la muerte de la menor argumentando que su hermano y cuñada (C.R.Q.) le dieron la noticia pero estaban poco comunicativos.

La Depincri de Chaclacayo-Lurigancho tomó el caso y detuvo a R.F.R (19), quien -de acuerdo con medios locales- confesó haber asesinado a la bebé el viernes pasado.

De acuerdo con las primeras informaciones, Fernández confesó que asfixió a la pequeña, mientras que la madre también lo ha señalado como responsable de la muerte.

El director general de la Policía Nacional, Richard Zubiate, informó en RPP que el cadáver será trasladado a la morgue de Lima para la necropsia de ley.

La hermana mayor de Fernández ayudó a descubrir el hecho al indicar la joven pareja solo se limitó a decir que la habían enterrado en un cerro de Ñaña.

Print Friendly, PDF & Email