Durante el mes de julio 2018, la Defensoría del Pueblo registró cuatro nuevos conflictos sociales, ubicados en las regiones de Cusco, Lima, Áncash y La Libertad.

Lima, 15 de Agosto 2018, (ANDINA).- Durante el mes de julio de este año, la Defensoría del Pueblo registró cuatro nuevos conflictos sociales, ubicados en las regiones de Cusco, Lima, Áncash y La Libertad, según el último Reporte de Conflictos Sociales N173.

Según este documento, elaborado a través del Sistema de Monitoreo de Conflictos Sociales (SIMCO), hasta julio de este año se registró 198 conflictos sociales: 140 activos y 58 latentes.

En Áncash se concentró la mayor cantidad de ellos (28 casos), seguido de Puno (18 casos) y de Cusco (16 casos).

Los conflictos socioambientales ocuparon el 64,1 % (127 casos) de los conflictos registrados hasta este mes.

A ellos les siguen los conflictos por asuntos de gobierno local, con 10,1 % (20 casos) y por asuntos de gobierno nacional, con 9.1% (18 casos).

Por otro lado, se tomó conocimiento respecto de que 13 personas resultaron heridas en conflictos sociales en las regiones de Puno, Lambayeque y Áncash.

Asimismo, 139 acciones colectivas de protesta fueron registradas, de acuerdo con la Defensoría del Pueblo.

En atención a su evaluación e intervención en conflictos sociales, la Defensoría del Pueblo envía al Estado, las empresas y la sociedad 25 alertas para que se actúe en el marco de sus correspondientes competencias y responsabilidades.

Acceda al reporte aquí.

Print Friendly, PDF & Email