El Colegio de Abogados de Lima (CAL) solicitó a su Consejo de Ética evaluar la inhabilitación del abogado Rodolfo Orellana, recluido en el penal de Challapalca.

Lima, 16 de Agosto 2018, (ANDINA).- El Colegio de Abogados de Lima (CAL) solicitó a su Consejo de Ética evaluar la inhabilitación del abogado Rodolfo Orellana, recluido en el penal de Challapalca, desde donde pretendía ejercer su profesión, informó la decana de la orden, Maria Elena Portocarrero.

Tras mostrar su desacuerdo con que un interno penitenciario ejerza la abogacía desde la cárcel, la decana del CAL detalló que la solicitud de inhabilitación ya fue ingresada a dicha instancia interna, la misma que tendrá que resolver a la brevedad posible.

María Elena Portocarrero mencionó que este pedido se hizo con urgencia, debido a la actual coyuntura de crisis que afronta el sistema de justicia, y por los cuestionamientos que pesan sobre Orellana en su ejercicio profesional.

“Esta medida no la ejecuto a título personal, ni como junta (de decanos); lo hace el Consejo de Ética. Ayer pedimos que suspenda cautelarmente la habilitación de Orellana, porque no estamos de acuerdo con que una persona dentro de un establecimiento penitenciario continúe ejerciendo”, dijo.

En diálogo con la Agencia Andina, Portocarrero agregó que cualquier persona recluida tiene el derecho al trabajo, pero dentro de los lineamientos que el propio Instituto Nacional Penitenciario (INPE) establece.

Orellana fue sentenciado en marzo de 2017 a seis años de prisión y al pago de una reparación civil de 80,000 soles por la creación de la Cooperativa de Ahorro y Crédito para Empresas Exportadoras (Coopex), con la que habría estafado al Estado mediante la emisión de cartas fianzas sin valor.

El también empresario fue hallado culpable de los delitos de falsedad genérica, estafa y asociación ilícita para delinquir, por lo que se encuentra privado de su libertad.

La decana de los abogados limeños indicó que un interno puede estudiar o ejecutar un rol laboral permitido por el propio centro penitenciario, pero criticó que a Orellana se le haya facultado para abrir una oficina de asesoría jurídica dentro de un penal.

Según medios de prensa local, el encarcelado abogado, Rodolfo Orellana Rengifo, ejercía su profesión en un estudio jurídico que operaba desde el penal de Challapalca, en la región Tacna.

Esta mañana, el presidente de la Corte Superior de Justicia de Tacna, Jorge Alberto de Amat, detalló que Orellana retornará a su condición de interno ordinario y no gozará más de las facilidades que le fueron otorgadas para ejercer la abogacía en prisión.

Print Friendly, PDF & Email