El juez, Richard Concepción Carhuancho, sostuvo que el fallo del TC que excarcela a la expareja presidencial debilita la lucha contra la corrupción.

Lima, 03 de Junio, (ANDINA).- Richard Concepción Carhuancho, el juez que dictó prisión preventiva contra Ollanta Humala y Nadine Heredia, sostuvo que el fallo del Tribunal Constitucional (TC) que excarcela a la expareja presidencial debilita la lucha contra la corrupción y el crimen organizado en el país.

Si bien dijo ser respetuoso de los fallos del TC, discrepó con la resolución de dicho organismo, no por razones personales, sino porque la sentencia, dijo, refleja un cambio en “las reglas de juego” y en los estándares exigidos para casos de prisión preventiva y hábeas corpus.

“Existen (en el TC) tres votos en contra que han optado porque se ratifique la prisión preventiva (…). A mi modo de ver, se ha puesto en serio riesgo la lucha contra la corrupción y contra el crimen organizado”, refirió el magistrado en Panamericana Televisión.

Concepción Carhuancho criticó que el TC haya dicho en su sentencia que un juez, antes de dictar prisión preventiva, a partir de una escucha telefónica, debe primero correr traslado a los investigados para determinar si estos reconocen o no su voz en dichas grabaciones.

Para el magistrado, preguntarles a los imputados si reconocen o no su voz en unos audios significa alertarlos y ponerlos sobre aviso, respecto de las investigaciones que se siguen en su contra.

En su criterio, las escuchas telefónicas son un elemento de convicción para dictar una medida como la prisión preventiva, e incluso en el pasado los jueces penales han ordenado mandatos temporales de detención solo con ese sustento, porque se trata de “un insumo principal”.

A modo de ejemplo, el también titular del Primer Juzgado de Investigación Preparatoria indicó que, si se les corriera traslado de las escuchas telefónicas a personas investigadas por narcotráfico, ello podría traerse abajo los operativos previstos contra ese flagelo.

De la misma forma, dejó en claro que, en los casos de habeas corpus, el TC solo debe hacer un control sobre aquello que motivó la orden de prisión preventiva, pero sin reevaluar los elementos de convicción que sustentan la medida ni pronunciarse sobre el tema de fondo.

“Porque si así lo hiciera (el TC) estaría invadiendo los fueros de la justicia ordinaria”, manifestó el juez.

En otro momento, Concepción Carhuancho aclaró que no está en contra de un posible cambio de juez para el caso Humala-Heredia, en caso prospere la recusación en su contra.

Sin embargo, consideró que cualquier recusación debe efectuarse “dentro de los cauces regulares”.

Como se recuerda, el pasado 26 de abril, el presidente del TC, Ernesto Blume, confirmó el fallo a favor del hábeas corpus presentado por la defensa de Humala y Heredia para seguir en libertad los procesos en su contra, y revocado así la prisión preventiva dictada en su contra.

La decisión fue tomada por mayoría, cuatro votos a favor y tres en contra.

Print Friendly, PDF & Email