Melgar firmó un valioso empate 1-1 en su visita al chileno Santiago Wanderers que  deberá subir a la altura de Arequipa a pelear por seguir vivo en el torneo.

Valparaíso, 30 Enero 2018, (ANDINA).- Melgar firmó un valioso empate 1-1 en su visita al chileno Santiago Wanderers que en su regreso a la Copa Libertadores, tras 16 años de ausencia, deberá subir a la altura de Arequipa a pelear por seguir vivo en el torneo.

En un opaco encuentro, los argentinos fueron los protagonistas del marcador. Rafael Viotti anotó en el amanecer del duelo el tanto del equipo chileno y su compatriota Bernardo Cuesta (47) marcó el empate de Melgar.

Wanderers, que esta temporada vivirá el calvario de jugar en la segunda división de Chile, buscó romper la paridad, pero le faltaron ideas en ataque para aniquilar el planteo de un equipo incaico que se conformó con la igualdad y un gol de visita que vale oro.

El encuentro tuvo un inicio de ensueño para el equipo de Valparaíso que aprovechó el letargo visitante, lanzó a Matías Fernández que por derecha mandó un centro al medio del área que Viotti transformó en la apertura del marcador.

Respaldado por su gol tempranero, el decano del fútbol chileno se armó y moviéndose en bloque tapó los avances de Melgar, que a fuerza de jugadas de pelota quieta se acercaron al arco defendido por Mauricio Viana.

Un primer tiempo opaco mostró las falencias de Melgar que tuvo distancia entre sus líneas y pocas ideas en ofensiva.

Un tiro de Viotti que se estrelló contra el travesaño defendido por Diego Penny, un fallo que lamentaría el equipo chileno en los minutos finales.

Ya en descuentos, Melgar aprovechó un fallo en la mitad de la cancha de Wanderers que dejó al delantero argentino Cuesta frente a un Viana que atinó a abrir los brazos mientras la pelota viajaba sobre su cabeza hasta atravesar la línea del arco y marcar el empate.

El complemento arrancó sin cambios en las alineaciones y en el juego predecible y sin vértigo.

Ni Emanuel Biancucchi -primo del astro argentino Lionel Messi- ni los otros mediocampista de Melgar lograron protagonismo y el equipo incaico se limitó a defender los tibios embates del equipo chileno, necesitado de firmar un triunfo para subir a la altura de Arequipa con mayor ilusión.

La llave se definirá el 6 de febrero en Arequipa, una ciudad que transformará a sus 2.335 metros de altitud en aliados del equipo local en su camino hacia la fase de grupos.

Print Friendly, PDF & Email