Golpes de calor, deshidratación, diarreas y hasta fracturas atendió el personal de salud en momentos previos a la misa multitudinaria celebrada por el Papa Francisco en Surco.

Lima, 21 Enero 2018, (ANDINA).- Golpes de calor, deshidratación, diarreas y hasta fracturas atendió el personal de salud en momentos previos a la misa multitudinaria celebrada por el Papa Francisco en la base aérea Las Palmas, en Surco.

Según informó a Andina, el médico emergencista Juan José Tenorio en muchos casos los afectados fueron voluntarios, principalmente jóvenes, de la Guardia del Papa, a quienes se les vio realizando cola para ingresar desde anoche.

La doctora Ana María Huapaya, de la misma unidad, indicó que atendió esguinces y fracturas producto de caídas, así como a muchas mujeres con problemas de hidratación debido a que la temperatura llegó a los 27 grados al mediodía.

Añadió que la los casos de golpe de calor se dieron pese a que los bomberos rociaban agua entre la gente y a pesar de que a cada uno se le entregó una botella de agua. Dentro de Las Palmas, además, había cientos de botellas de agua en carpas, para ser entregados a los asistentes.

De acuerdo con el Ministerio de Salud, en Las Palmas se registró hasta las 3 de la tarde 1,600 atenciones de problemas de salud, principalmente por deshidratación.

Pese a todos los problemas registrados, la familia Dibós Barzalo, procedente del distrito de San Miguel, llegó para pedir salud por su familia, especialmente Fabricio, un pequeño de 13 años con parálisis cerebral.

Print Friendly, PDF & Email