Más de 50,000 personas del barrio Buenos Aires y del distrito Víctor Larco Herrera recibieron con gran entusiasmo y fervor al Papa Francisco.

Trujillo, 20 Enero 2018, (ANDINA).- Más de 50,000 personas del barrio Buenos Aires y del distrito Víctor Larco Herrera recibieron con gran entusiasmo y fervor al Papa Francisco, quien incluyó en la agenda de su visita pastoral a Trujillo a este balneario que fue severamente afectado por El Niño costero en febrero del año pasado.

Sobre Buenos Aires cayeron siete huaicos que bajaron desde la quebrada San Idelfonso, en el distrito El Porvenir, que inundaron y destruyeron calles, avenidas y viviendas, dejando a un centenar de familias damnificadas y afectando a miles más.

Es justamente por ese motivo que este balneario fue elegido por las autoridades para que el Papa Francisco se reuniera con un grupo de damnificados y les transmitiera un poco de paz y esperanza con el mensaje de Jesús.

Basta caminar un poco entre algunas de sus angostas vías para atestiguar los rezagos del desastre. Casas destruidas en cada esquina y calles polvorientas es lo primero que se alza a la vista, aunque la llegada del Papa Francisco ha acelerado la reconstrucción de la zona, por lo menos por donde el obispo de Roma pasará.

Consuelo Reyes Vásquez, de 57 años, es una vecina de Buenos Aires y refiere que la llegada del Papa Francisco les ha beneficiado de dos maneras: la primera, porque las autoridades arreglaron prontamente las pistas y así se evitan barrer el polvo a cada momento y, segundo, como católicos su presencia les ha avivado la fe.

Por su parte, el alcalde del distrito Víctor Larco, Carlos Vásquez, destacó el que en su visita pastoral a Trujillo el Papa Francisco haya elegido recorrer las calles y sostener un encuentro con la población de esa jurisdicción. Aseguró que todo está prácticamente listo para recibir al Santo Padre.

En diálogo con la Agencia Andina, la autoridad local refirió que el Papa Francisco ingresará al distrito por la Vía de Evitamiento y la avenida que se llamaba Libertad y que ha sido rebautizada con su nombre en homenaje al Santo Padre.

“Hemos colocado un busto del Papa Francisco como recuerdo de su ilustre visita a Víctor Larco Herrera”, resaltó. Luego entrará por la calle Pedro Herrera hasta llegar a la plaza central del distrito.

El burgomaestre adelantó que el Vicario de Cristo será recibido por un grupo de personas que bailará y entonará una canción inspirada en la visita del Papa. Asimismo, se le entregará un presente que consiste en una escultura del caballo de paso peruano, emblemático corcel que identifica especialmente a la cultura y tradición trujillanas.

Print Friendly, PDF & Email