El expresidente de la Federación Peruana Fútbol Manuel Burga expresó desde Nueva York su deseo de volver pronto a Perú, sin sed de revancha ni de venganza.

Nueva York, 26 Diciembre 2017, (ANDINA).- El expresidente de la Federación Peruana Fútbol Manuel Burga expresó desde Nueva York su deseo de volver pronto a Perú, sin sed de revancha ni de venganza, tras ser absuelto por un tribunal federal estadounidense en el juicio por corrupción en la FIFA.

“Regreso a mi patria, tengo mucho que hacer allá. No tengo sentimiento de venganza ni de revancha”, dijo Burga a periodistas a la salida del juzgado neoyorquino en declaraciones difundidas por la televisión peruana.

“De aquí en adelante, sólo miro de frente”, acotó en tácita admisión de su deseo de voltear la página y dejar atrás su etapa vinculada al fútbol.

El veredicto del jurado que lo halló “no culpable” del delito de asociación para delinquir, se produjo cuatro días después que declarara culpables por el mismo caso al exjefe del fútbol brasileño José María Marín, y a su par del fútbol paraguayo Juan Angel Napout, también extitular de la Confederación Sudamericana de fútbol (Conmebol).

Un Burga visiblemente emocionado y delgado, refugiado en la religión, señaló que “Dios iluminó al jurado para que se diera un veredicto que yo esperaba desde hace 2 años y 22 días”. Ese lapso es el que pasó detenido en Lima y bajo libertad restringida en Nueva York desde que Estados Unidos reveló el escándalo del Fifagate.

El jurado concluyó que Burga, un abogado de 60 años que dirigió la FPF entre 2002 y 2014, aceptó dinero de sobornos pero nunca lo recibió porque estaba bajó investigación en Perú, su país natal, por lavado de dinero.

Print Friendly, PDF & Email