Lima, 26 de Mayo 2024, (ANDINA).- La película estadounidense “Anora” del director Sean Baker, que cuenta en clave de humor la relación entre una chica que hace estriptis y un joven heredero, recibió este sábado la Palma de Oro del 77º Festival de Cannes.

“Esta película es magnífica, está llena de humanidad (…) nos ha desgarrado”, declaró la presidenta del jurado, la realizadora Greta Gerwig.

Baker, una destacada figura del cine independiente que saltó a la fama por “Florida project”, dedicó el premio “a todas las trabajadoras del sexo”.

La película cuenta la historia de una trabajadora del sexo, interpretada por Mikey Madison, que acaba casándose con un joven heredero de un oligarca ruso (Mark Eydelshteyn) en Las Vegas.

A pesar de la temática sexual, el filme tiene un tono cómico y hasta tierno.

“Todos estamos fascinados por el mundo del trabajo sexual”, dijo recientemente Baker, que ha abordado ese tema en varias películas anteriores.

Pero el comercio sexual suscita opiniones muy diversas. Muchos lo ven como explotador, mientras que otros creen que puede ser liberador, afirmó Baker.

“Se puede explorar infinitamente”, dijo el director, que se impuso la misión de mostrar personajes defectuosos, lidiando con los mismos problemas mundanos que todos los demás.

Print Friendly, PDF & Email