Infectólogo recomienda mantener las medidas de bioseguridad para prevenir contagios

Lima, 11 de Julio 2022, (ANDINA).- La viruela del mono continúa generando preocupación entre la población peruana tras confirmarse que ya suman 29 casos en el Perú, de los cuales 28 están en Lima Metropolitana y uno en Lima provincias.

Fernando Mejía Cordero, médico infectólogo del Hospital Cayetano Heredia, señaló que las personas que fueron vacunadas contra la viruela -antes de ser erradicada en 1978- tienen una mayor protección contra la viruela del mono.

Por esta razón, alertó que todas las personas menores de 50 años que no recibieron la vacuna o están en contacto con un caso sospechoso tienen más probabilidades de contagiarse. A ellas les pidió estar más alerta y mantener las medidas de bioseguridad.

Por otra parte, Mejía consideró que es poco probable que esta enfermedad se expanda igual de rápido que otras enfermedades virales, pues tiene un bajo nivel de mutación y sus vías de transmisión son más limitadas.

“La variable que se encuentra en nuestro país es la menos letal. Todas las personas infectadas están en aislamiento y monitoreo constante, pero la probabilidad de complicaciones o muerte es baja”, declaró para Andina al Día.

El especialista recordó que la viruela del mono se transmite por las secreciones de la persona infectada, a través del contacto físico, por compartir objetos contaminados o por la salpicadura involuntaria de la saliva al toser o hablar.

Sus principales síntomas son fiebre, malestar general, inflamación de los ganglios linfáticos y lesiones en la piel en todas partes del cuerpo.

El médico invocó a todas las personas con sospecha de haber adquirido la viruela del mono acudir al centro de salud más cercano para realizarse el descarte respectivo y tomar las medidas necesarias de bioseguridad en casa.

Recomendaciones

Si presentas lesiones en la piel o conoce a alguien que lo tenga, debes informar sobre el caso al establecimiento de salud más cercano o llamar al número 113 del Minsa para que un equipo médico te brinde el apoyo necesario.

Después de confirmar el diagnóstico de la viruela de mono, el paciente debe permanecer aislado por 21 días, dependiendo del control de los síntomas y si no presenta ninguna complicación secundaria.

Durante este tiempo, el infectado debe mantenerse en reposo y aislarse de toda su familia, ya que la enfermedad puede transmitirse si alguien toca las lesiones de la piel u objetos contaminados con los fluidos del paciente, como sábanas, platos, entre otros.

El especialista recomienda usar la mascarilla para evitar el contacto directo con las secreciones infectadas de las vías respiratorias, como las gotas que se producen al toser, hablar o estornudar.

También aconsejó mantener el correcto lavado de manos y desinfectar constantemente los objetos, muebles y ropa que utilice el paciente infectado.

Aunque las lesiones en la piel no causan una sensación de picor intensa y dolorosa similar a una alergia, se sugiere no tocar las ampollas ni rascarse, ya que pueden generar una infección.

Print Friendly, PDF & Email