La ampliación estará vigente desde el martes 22 de diciembre hasta el 4 de enero, anuncia la ministra Mazzetti

Lima, 21 Diciembre 2020, (ANDINA).- Desde mañana martes 22 de diciembre hasta el 4 de enero del 2021 se ampliará el horario de inmovilización social obligatoria de 23:00 a 4:00 horas del día siguiente en Lima Provincias, Lima Metropolitana y el Callao, con el fin de frenar la propagación del nuevo coronavirus (covid-19), anunció esta noche la ministra de Salud, Pilar Mazzetti.

En las regiones de Tumbes, Piura, La Libertad y la provincia del Santa, en Áncash, el toque de queda regirá a partir de las 22:00 horas hasta las 4:00 horas del día siguiente, precisó en conferencia de prensa acompañada por otros ministros.

Manifestó que esta y otras medidas preventivas fueron adoptadas hoy en reunión de un grupo de ministros, en la que se analizó la situación por la infección por covid-19, y que estarán vigentes desde mañana.

“Como todos sabemos, el covid no se comporta igual en todas partes; ya hemos visto a nivel de Europa, Norteamérica los diferentes componentes de desarrollo de la infección y lo que está sucediendo recientemente. En ese sentido, todo el grupo de trabajo hemos empezado a analizar el enfoque territorial más adecuado y también medidas que pueden ser diferentes en diferentes partes de nuestro país”, sostuvo.

Incluso, dijo, hay que analizar repercusiones que tendrían que ver con ciudades. “Estamos monitoreando muy cercanamente cada una de las cosas que van sucediendo y hemos escogido algunos indicadores que nos parecen más adecuados —no tan globales—, más específicos para los cambios en la situación”, indicó.

“[La inmovilización social] va a ser de 10 de la noche a 4 de la mañana en Tumbes, Piura, Lambayeque, La Libertad y en la provincia del Santa, en Áncash; y en Lima Metropolitana, Lima Provincias y el Callao de 11 de la noche a las 4 de la mañana. Se ha tenido en cuenta para esto el desplazamiento que es más complejo en Lima y Callao, de tal manera que se ha ajustado el horario”, detalló.

Otro de los acuerdos a los que se llegó en la reunión de ministros es el refuerzo del control migratorio en la frontera norte del país, que se hará de forma coordinada entre la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas.

Print Friendly, PDF & Email