El presidente aseguró que la lucha contra la corrupción constituye un eje fundamental de su gestión y es “caiga quien caiga”, así sea un ex alto funcionario del Gobierno.

Paracas, 28 Noviembre 2019, (ANDINA).- El presidente Martín Vizcarra aseguró que la lucha contra la corrupción constituye un eje fundamental de su gestión y es “caiga quien caiga”, así sea un ex alto funcionario del Gobierno.

“Nos piden que nos pronunciemos ante los últimos sucesos, pero ¿queda algo en duda? Lo dijimos muchas veces, y lo repito hoy: la lucha contra la corrupción es un eje fundamental para este gobierno, y esa lucha es caiga quien caiga, así sea un alto ex funcionario de este gobierno”, enfatizó.

“Si hay denuncias de hechos de corrupción en cualquier poder del Estado o en el sector privado, estas deben ser investigadas a fondo, sin blindajes ni distinciones. Es la única manera de que una democracia sólida funcione”, manifestó el jefe del Estado.

En su discurso en la Conferencia Anual de Ejecutivos (CADE) 2019, Vizcarra dijo que los cambios requieren de palabras y acciones consecuentes con las mismas, por lo cual su gestión emprendió la reforma del Sistema de Administración de Justicia, a fin de mejorar la calidad de la misma.

“Por eso emprendimos la reforma política, para transparentar los ingresos de fondos a los partidos políticos, para regular la inmunidad, y para transparentar y democratizar la participación política”, subrayó el mandatario.

Esas reformas, remarcó, deben continuar y dijo esperar que apenas se instale el nuevo Congreso se retome una agenda que permita trabajar hasta su culminación con voluntad y transparencia, en beneficio de toda la población.

Vizcarra sostuvo, además, que la enseñanza de lo que ha sucedido en este último año es clara: “no estar de espaldas a la ciudadanía”.

“Debemos escuchar el reclamo de aquellos que sienten que las instituciones no los representan adecuadamente, que están cansados de la corrupción, y que ven cómo las élites políticas y económicas hablan entre ellas, sin importarles lo que les sucede al común de los ciudadanos”, añadió.

“Que quede claro, el Perú no podrá crecer de manera sostenida si tiene instituciones débiles y corruptas”, enfatizó.

Asimismo, dijo que la economía social de mercado le ha permitido al país importantes avances en las últimas décadas, como la reducción de los índices de pobreza, la provisión de servicios en educación y salud, el recorte de brechas de infraestructura y el respeto a los derechos humanos, entre otros.

“Sin embargo, a tan solo dos años del Bicentenario, el Perú necesita redoblar sus esfuerzos para acortar aún más estas brechas y, con ello, saldar la deuda que tiene el Estado con los más pobres”, subrayó el mandatario.

Vizcarra llegó de forma sorpresiva a la segunda sesión de la Conferencia Anual de Ejecutivos (CADE) 2019 que se lleva a cabo en la ciudad de Paracas, en la región Ica.

El mandatario, quien fue recibido por el titular de CADE 2019, Luis Estrada, y la presidenta de IPAE, Elena Conterno, ingresó al auditorio cuando se exponía el tema de la lucha contra la corrupción desde el sector empresarial.

Más temprano, el jefe del Estado había participado en el reinicio de obras de la segunda calzada de la carretera Panamericana Sur, entre San Andrés y Guadalupe.

Print Friendly, PDF & Email