A fines de la década de 1980, el padre de los cineastas Daniel y Diego Vega emigró a Canadá. A inicios de la década de 1990 Daniel decidió seguirlo. 

Lima, 16 Octubre 2019, (ANDINA).- A fines de la década de 1980, el padre de los cineastas Daniel y Diego Vega emigró a Canadá. A inicios de la década de 1990 Daniel decidió seguirlo. Estuvo con él un año en Montreal.

Esa experiencia sirvió de material para su más reciente producción, La bronca, que se estrenará este jueves 17 en las salas comerciales del Perú.

Impulso fraternal

“El que se decidió por narrar esta historia fue mi hermano Diego”, cuenta Daniel a la Agencia de Noticias Andina.

Señaló el cineasta que él y su hermano estaban sondeando qué tipo de historia relatar. En un momento, Diego le pregunta sobre ese año en que se separaron.

Daniel creía no tener muy presente esa experiencia. Sin embargo, a los días había escrito varias páginas con los elementos que él creía más importantes de esa experiencia. Eso fue la raíz de su nueva entrega.

Precisa que no es la historia de lo que vivió, sino la sensación que le produjo de adolescente estar en un ambiente diferente, saliendo de un país en crisis, como era el Perú de aquellos años.

Reveló además que tuvieron claro desde un principio que se debía filmar en Montreal. Destacó el poder de la nieve, experiencia que para los limeños es extraña. Para Vega, acentúa la extrañeza de los personajes peruanos de la película en un ambiente distinto.

Contó que, como en todas sus películas, los dos hermanos han trabajado en el guion y la dirección.

Reveló que igual que en sus dos largometrajes anteriores, Octubre y El mudo, en esta la figura del padre está muy presente. Añadió que esta es la más íntima que han grabado, aunque precisó que han añadido elementos de ficción.

Peruanos por el mundo

La película La bronca cuenta como protagonistas con Rodrigo Palacios en el papel del padre y Jorge Guerra en el del hijo.

También es relevante la actuación de Rodrigo Sánchez Patiño, el amigo de la familia que acaba de migrar y vive en el sótano de la casa.

El resto del elenco es canadiense.

El filme tiene diálogos en español, inglés y francés.

Print Friendly, PDF & Email