Un equipo multidisciplinario de neurocirugía del hospital Arzobispo Loayza realizó por primera vez una microcirugía mínimamente invasiva para extraer un tumor gigante.

Lima, 30 Mayo 2019, (ANDINA).- Un equipo multidisciplinario de neurocirugía del hospital Arzobispo Loayza realizó por primera vez una microcirugía mínimamente invasiva para extraer un tumor gigante ubicado en la glándula de la hipófisis del cerebro a una paciente que había perdido la visión en un 70%, destacó el Ministerio de Salud (Minsa).

Luis Muñoz Chumbes, jefe del Servicio de Neurocirugía de dicho nosocomio, detalló que la malformación gigante era cinco veces más grande que la glándula hipófisis, ubicada en la base del cráneo, que controla muchas de las actividades de otras glándulas que permiten el correcto funcionamiento del organismo.

“Para su extracción, se realizó una pequeña incisión en la ceja, se cortó el cráneo en la parte frontal y se ingresó con microscopio hasta el tumor, cortándolo, plano por plano, para separarlo del cerebro y retirarlo. A este tipo de técnica se le denomina abordaje supraorbitario transciliar derecho y extracción del Macroadenoma Hipofisiario”, explicó el galeno.

Muñoz felicitó a su equipo de neurocirujanos porque están preparados para afrontar problemas de muy alta complejidad, manteniendo al Servicio de Neurocirugía del Hospital Loayza como un centro de referencia a nivel nacional para este tipo de cirugías y neurovasculares.

Recuperación inmediata

La paciente Jackeline Bazo Tito (45), comentó que “tenía el campo visual del ojo derecho reducido en un 70%, se veía borroso, me dolía la cabeza, tenía mucho cansancio, mucho sueño y dificultad para realizar las tareas del hogar”.

Agregó que, al día siguiente de la cirugía, recuperó la normalidad de la visión del lado derecho y el lado izquierdo se viene recuperando progresivamente.

Asimismo, precisó que anímicamente se encuentra bien y está contenta por los resultados de la intervención quirúrgica que le han permitido una recuperación inmediata.

Actualmente, la paciente se encuentra de alta y continuará sus controles con el Servicio de Neurocirugía y Endocrinología para tratamiento hormonal.

Finalmente, expresó su agradecimiento al hospital Loayza y al personal del Servicio de Neurocirugía por haberle brindado todo el apoyo durante su recuperación y porque ha recuperado la visión que ahora le permite recordar esto como una anécdota.

Print Friendly, PDF & Email