El expresidente de la Federación Peruana de Fútbol (FPF) Edwin Oviedo, sostuvo que el fiscal del caso Juan Carrasco Millones no ha presentado hasta el momento una prueba en su contra.

Lima, 26 Mayo 2019, (ANDINA).- El expresidente de la Federación Peruana de Fútbol (FPF) Edwin Oviedo, quien es investigado como presunto líder de la organización criminal Los Wachiturros de Tumán, sostuvo que el fiscal del caso Juan Carrasco Millones no ha presentado hasta el momento una prueba en su contra.

“Es lamentable y doloroso para mí y mi familia como el sr fiscal Carrasco Millones viene sorprendiendo, con mentiras e infamias en mi contra, ante los medios de comunicación”, escribió en una carta enviada a RPP, luego que el Ministerio Público solicitó 26 años de prisión en su contra por el delito de homicidio calificado contra un dirigente azucarero.

Oviedo aseguró que nunca existirá ninguna prueba que lo sindique como el autor intelectual de dos asesinatos en el distrito de Tumán.

“Nunca habrá ni va a haber una sola prueba que me haga responsable porque yo nunca participé de estos actos delictivos”, afirmó.

Por ello, Oviedo Pichotito instó al fiscal Carrasco a solicitar una cadena perpetua, en lugar de 26 años de prisión, si es que realmente tiene una prueba contra él.

De acuerdo a la investigación fiscal, Oviedo habría ordenado el asesinato de por lo menos dos personas para mantener el control de la azucarera Tumán cuando la empresa estaba bajo su administración. Asimismo, se le imputa haber manipulado los precios del azúcar para obtener ganancias millonarias.

El último jueves, el Ministerio Público solicitó 26 años de prisión en contra Edwin Oviedo, por la presunta comisión del delito de homicidio calificado en contra de Manuel Rimarachín Cascos, exdirigente de la azucarera Tumán, en Chiclayo.

La acusación alcanza a otros cinco implicados dentro del caso denominado Los Wachiturros de Tumán.

El 11 de octubre de 2012, Manuel Rimarachín fue asesinado por sicarios, a bordo de una moto quienes lo interceptaron y le dispararon cuando se dirigía a la empresa agroindustrial.

Print Friendly, PDF & Email