El ministro del Interior afirmó que si bien el Perú le abrió las puertas a los hermanos venezolanos, no se tiene que permitir la presencia de “extranjeros indeseables”.

Lima, 10 Mayo 2019, (ANDINA).- El ministro del Interior, Carlos Morán afirmó hoy que si bien el Perú le abrió las puertas a los hermanos venezolanos que huían de la grave crisis en su país, no se tiene que permitir la presencia de “extranjeros indeseables”.

Fue al referirse a la expulsión de ciudadanos de ese país que ingresaron a suelo peruano falseando la información sobre sus antecedentes penales y que están siendo expulsados hacia su país.

Esta tarde se realizó la segunda expulsión en el marco de la operación Migración Segura 2019, durante la cual fueron sacados del país 40 venezolanos que mintieron sobre su historial penal.

Morán indicó que como no hay data específica de Venezuela ni información fidedigna y confiable, lo que hacen las autoridades peruanas es cruzar datos con Interpol.

Aseguró que las autoridades peruanas están cumpliendo con todos los protocolos de expulsión y que el Estado peruano está facultado a expulsar a quienes ingresaron al país irregularmente, al amparo del artículo 58 de la Ley de Migraciones.

Consultado sobre cómo se hacen las coordinaciones con el gobierno venezolano para el regreso de estas personas, Morán dijo que en este caso se aplica el principio de reciprocidad porque el Perú también permitió la llegada de aviones de ese país para recoger a los migrantes que querían retornar.

Anotó que la Cancillería, a través del encargado de negocios que tiene en Caracas, se encarga de todas esas coordinaciones.

El funcionario remarcó finalmente que se continuará sacando del país a extranjeros que ingresan irregularmente “porque la seguridad del país es más importante”.

Print Friendly, PDF & Email