El embarque de los pasajeros en cada paradero de la estación Naranjal del Metropolitano demoraba más de lo debido, retrasando así la salida de los buses.

Lima, 27 de Marzo 2019, (ANDINA).- El embarque de los pasajeros en cada paradero de la estación Naranjal del Metropolitano demoraba más de lo debido, retrasando así la salida de los buses, y por eso se optó por eliminar la fila de sentados, explicó hoy Fernando Perera, presidente de Protransporte.

El funcionario sostuvo que en dicha estación, ubicada en Independencia, los buses tardaban un minuto o más para recoger pasajeros (primero a los que van sentados y luego a los de pie) cuando el tiempo promedio debería ser 25 a 30 segundos.

“Son segundos, pero los suficientes para retrasar todo el sistema. Imagínense la cola que se generaba atrás y en horas punta”, indicó en diálogo con la Agencia Andina.

Por ello, agregó, se optó por eliminar las filas de sentados y la evaluación de hoy nos dice que está funcionando un poco más ordenado que ayer. Mencionó que si bien hay gente que resultará perjudicada por esta decisión, “la mayoría se verá beneficiada porque el embarque será más rápido”.

No obstante, afirmó que se mantendrá siempre la fila preferencial, donde esperan mujeres embarazadas o madres con niños, adultos mayores o personas con discapacidad. “Eso no cambia de ninguna manera, por mandato legal”.

“De todas las personas que aborden el bus algunas encontrarán asientos y otras no. Pero el vehículo permanecerá solo el tiempo previsto y no el doble o el triple como antes”, aseguró.

Alrededor de 700,000 pasajeros -es decir cuatro veces la capacidad del Estadio Nacional- se transportan diariamente en el Metropolitano. La afluencia en horas pico es de 10,000 a 15,000 personas.

Perera reconoció que “están lejos de ofrecer una óptima atención para el usuario” y por eso “se trabaja en la solución de los problemas”. Por lo pronto, hoy se incorporaron 20 orientadores más en la estación Naranjal y en los próximos días se sumarán más. Igualmente, se pondrán más pancartas y banners para una óptima señalización. Toda información, además, será comunicada mediante perifoneo dentro de los buses.

Más paraderos

Perera adelantó que para mejorar el servicio en los próximos días se habilitarán dos nuevas zonas de embarque en la estación Naranjal, a fin de facilitar la salida de los buses troncales de norte a sur de la ciudad.

“Esos espacios eran utilizados para estacionar los buses, pero ahora funcionarán como andenes y así se distribuirán mejor las colas”, comentó.

Recordó que próximamente, quizá en dos meses, se sumarán al Metropolitano 26 buses cero kilómetros que necesitan algunas modificaciones, porque sus puertas están en el lado derecho (para operar en el Metropolitano necesitan puertas del lado izquierdo). Asimismo, dijo que pronto se anunciará la licitación para ampliar el Metropolitano hacia la zona de Chimpu Ocllo, en Carabayllo.

Print Friendly, PDF & Email