El presidente Martín Vizcarra, destacó que el legado dejado por el líder histórico del PPC, Luis Bedoya Reyes,  es su ejemplo de vida, de decencia, honestidad y entrega.

Lima, 20 de Febrero 2019, (ANDINA).- El presidente de la República, Martín Vizcarra, destacó que el legado dejado por el líder histórico del Partido Popular Cristiano (PPC), Luis Bedoya Reyes, quien cumple 100 años, es su ejemplo de vida, de decencia, honestidad y entrega.

En el almuerzo de homenaje al líder pepecista, el mandatario sostuvo que a sus 100 años de vida, Bedoya entrega un largo listado de aportes como político y como alcalde de Lima, con las obras importantes para la ciudad como la Vía Expresa.

“Pero el principal legado que nos deja es el ejemplo de vida, el ejemplo de decencia, honestidad, entrega. En el momento en que la política peruana pasa por momentos difíciles, nos deja fe, optimismo de que sí se puede hacer política de la buena, no en teoría sino en la práctica”, afirmó.

Sostuvo que Bedoya Reyes es un referente para todos, por lo que, a nombre de la Nación, agradeció por su contribución al país.

“Cuando más de un ciudadano se desencanta de la política, solo falta mostrarle su ejemplo de vida para generar confianza y optimismo en el futuro, por eso como ciudadano le doy las gracias: gracias don Lucho por ser un referente y ejemplo para muchos, entre los cuales me considero”, afirmó.

“Gracias por mostrar en los hechos que la política es una actividad altruista y que es para servir a los demás y gracias por demostrarnos que su presencia a lo largo de toda su vida nos a va permitir a todos un ambiente con total pluralidad, añadió.

Dijo estar seguro de que si seguimos la línea de sus enseñanzas, su recorrer en la política, en su vida familiar, en su vida como ciudadano, el país si puede llegar al sueño de Bedoya: un país con progreso y desarrollo que nos merecemos.

El jefe de Estado contó que la primera vez que tuvo referencia de Luis Bedoya Reyes fue a los 15 años, cuando su padre fue constituyente y le relató que había tenido un gesto de verdadero político, de caballero, al cederle la presidencia de la Asamblea Constituyente al líder del Apra.

La valía de esa actitud, aseguró, es que ponía primero los intereses del Perú.

Print Friendly, PDF & Email