La selección uruguaya arribó este domingo a Nizhni Nóvgorod, al este de Moscú, sin contratiempos y con el ánimo más alto que nunca.

Nizhni Nóvgorod, 10 de Junio, (ANDINA).- La selección uruguaya arribó este domingo a Nizhni Nóvgorod, al este de Moscú, sin contratiempos y con el ánimo más alto que nunca de cara a su debut en la Copa del Mundo ante Egipto en cinco días.

El equipo charrúa pisó suelo ruso a las 18H00 locales, en medio de los aplausos de los hinchas locales, y partió rumbo a su búnker de concentración ubicado a unos 20 kilómetros de Nizhni.

Luis Suárez y Edinson Cavani acapararon las miradas de los hinchas que se acercaron al aeropuerto para darle la bienvenida al equipo.

Los dirigidos por Óscar Tabárez realizaron un viaje directo de 16 horas desde Montevideo.

Con Mohamed Salah aún en duda por lesión, Egipto es el primer escollo que tendrá la Celeste en la Copa del Mundo el 15 de junio.

Cinco días después enfrentará a Arabia Saudí y cerrará su participación en la serie ante Rusia, un camino que lo llevará a recorrer miles de kilómetros ya que ninguno de sus partidos se disputa en la ciudad donde instaló su concentración.

Vadim y Danilo, dos adolescentes rusos, fueron los más entusiastas en la llegada del campeón del mundo en 1930 y 1950.

Uruguay “es un buen equipo y Suárez un gran jugador”, dijo a la AFP Vadim, luego de aguardar por horas la llegada del plantel con fotos de los jugadores celestes en sus manos, pero partieron sin conseguir un autógrafo.

Print Friendly, PDF & Email