El capitán de la Selección Peruana de Fútbol, Paolo Guerrero, llegó a la sede de la FIFA, en la ciudad suiza de Zúrich, donde se reunió con el presidente de este organismo, Gianni Infantino.

Zúrich, 22 de Mayo 2018, (El Informante Perú).- El capitán de la Selección Peruana de Fútbol, Paolo Guerrero, llegó a la sede de la FIFA, en la ciudad suiza de Zúrich, donde se reunió con el presidente de este organismo, Gianni Infantino, a quien solicitará una amnistía para poder jugar en el Mundial de Rusia 2018.

Paolo Guerrero llegó acompañado del presidente de la Federación Peruana de Fútbol (FPF), Edwin Oviedo, según un mensaje compartido en Twitter por esta entidad.

En el mensaje, la FPF agradece la excelente hospitalidad brindada por a FIFA a la llegada de ambos representantes del fútbol peruano.

A las afueras del máximo ente del fútbol mundial llegaron hinchas peruanos que expresaron su apoyo al delantero del Flamengo.

La visita de Paolo Guerrero a la FIFA tiene el objetivo de encontrar una salida al castigo de 14 meses que le fue impuesto por un resultado analítico adverso en una prueba de dopaje.

El encuentro con Gianni Infantino fue programado para las 14:00 horas de Suiza (07:00 horas de Perú).

Como se recuerda, la decisión del TAS de elevar la sanción a 14 meses, de los que ya cumplió seis, le impide al delantero disputar el Mundial de Rusia 2018, para el que ya había sido convocado por el técnico Ricardo Gareca.

Paolo Guerrero dio positivo para benzoilecgonina, principal metabolito de la coca y sus derivados, en un control al que fue sometido después del partido de clasificación para el Mundial contra Argentina, disputado en La Bombonera, el 5 de octubre de 2017.

La FIFA lo sancionó inicialmente con un año de suspensión, pero posteriormente su comité de apelaciones le redujo el castigo a seis meses.

El capitán del combinado peruano recurrió al TAS el 3 de mayo tras declararse inocente y alegar que consumió la sustancia por accidente en un té de hoja de coca que le sirvieron en el hotel en donde estaba concentrada la Selección.

Sin embargo, el TAS decidió sancionarlo con 14 meses de inhabilitación, dejándolo fuera de Rusia 2018, ante el lamento de la hinchada de Perú.

Print Friendly, PDF & Email