En pocas horas Paolo Guerrero comparecerá ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) para defender su inocencia de un posible doping .

Lausana, 02 de Mayo 2018, (ANDINA).- En pocas horas Paolo Guerrero comparecerá ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) para defender su inocencia de un posible doping que lo llevó a estar suspendido por seis meses sin jugar, pero pocos conocen sobre está entidad de justicia deportiva que tiene la facultad de volver a revisar los casos ya finiquitados en todas las disciplinas.

El Tribunal de Arbitraje Deportivo es el máximo organismo de arbitraje que dirime disputas en torno al deporte.

Es una entidad independiente de cualquier organización deportiva y fue creado por el presidente del Comité Olímpico Internacional, Juan Antonio Samaranch para dirimir disputas durante los Juegos Olímpicos en 1984.

Sus sentencias tienen la misma fuerza ejecutiva que las sentencias de los tribunales ordinarios.

Su objetivo es acelerar los procesos judiciales, aunque el procedimiento ordinario dura entre 6 y 12 meses y es totalmente confidencial.

Solo se permite el recurso judicial ante el Tribunal Federal Suizo en un número muy limitado de motivos (violación de derechos).

La oficina central está en Lausana (Suiza) y existen dos oficinas descentralizadas: Sydney (Australia) y Nueva York (Estados Unidos).

Sus integrantes

El número de árbitros que participan en un proceso del TAS es uno o tres, elegidos todos ellos entre un total de 331 que componen la lista de miembros del Tribunal.

En el caso del fútbol, hay 92 árbitros. Lo normal es que haya tres por caso: uno por la parte demandante; otro por la parte demandada; y un tercero elegido por el propio Tribunal, como mediador.

Los árbitros deben ser independientes, es decir, no tienen conexión particular con cualquiera de las partes.

¿Quiénes podrán acudir al TAS?

Sólo podrán recurrir a esta corte aquellas federaciones que la incluyan en sus estatutos, como ocurre en los deportes olímpicos desde su fundación, la FIFA (2004) o la Agencia Mundial Antidopaje (2003); y, en cambio, no se da el caso en la Federación Internacional de Automovilismo, por poner un ejemplo de deporte que voluntariamente ha decidido resolver él mismo sus conflictos.

Las decisiones del TAS sólo se pueden recurrir al Tribunal Federal Suizo. De los 2.539 litigios tratados, se han recurrido 82, y de éstos, solamente seis fueron revisados.

El 35 por ciento de los casos son a causa del dopaje y más del 50 por ciento derivan del fútbol, por eso el TAS adquirió mayor protagonismo a partir de 2004, cuando la FIFA y la AMA decidieron incluir en sus estatutos a este tribunal.

Casos significativos

Los casos más significativos que resolvió el TAS fueron: el de Oscar Pistorius. El TAS autorizó al atleta sudafricano a luchar por una plaza para los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, después de que la IAAF se lo hubiera prohibido por considerar que las prótesis especiales que utiliza en sus piernas amputadas le daban ventaja.

También revocó recientemente la famosa Ley Osaka del COI, que consistía en prohibir la participación en los siguientes Juegos a los atletas castigados con más de seis meses por dopaje dentro del ciclo olímpico, aunque estos ya hubieran cumplido su correspondiente sanción.

El TAS ya tuvo un fallo que favoreció a la selección peruana y fue cuando desestimó los recursos presentados por la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) contra la sanción impuesta por la FIFA de retirarle cuatro puntos conseguidos en las eliminatorias mundialistas en los partidos ante Chile y Perú.

Print Friendly, PDF & Email