La exvocera política de la campaña en contra de la revocatoria, Anel Townsend, dijo que desconocía los presuntos aportes de OAS y Odebrecht en contra de la revocatoria de Susana Villarán.

Lima, 25 Noviembre 2017, (ANDINA).- La exvocera política de la campaña en contra de la revocatoria, Anel Townsend, dijo que desconocía los presuntos aportes que habrían realizado las empresas OAS y Odebrecht para financiar la campaña en contra de la revocatoria de Susana Villarán.

Indicó que no se debió recibir dinero de las empresas que tenían contratos con la municipalidad de Lima y, de comprobarse que así fue, es un hecho ilícito que debe ser castigado.

En declaraciones a Canal N, refirió que los testimonios sobre los aportes para la campaña del No representan una situación “difícil y durísima” que debe ser investigado, por lo que consideró importante la disposición de Susana Villarán a colaborar con la justicia.

“Es todo lo que todo un político o exfuncionario público debe hacer cuando hay imputaciones graves, ha señalado que responderá ante las autoridades competentes, es importante y urgente una investigación exhaustiva y que todos colaboren”, apuntó.

Sostuvo que en calidad de su exvocera de la campaña del No, pidió información sobre el financiamiento y la contratación de Luis Favre, el estratega del No.

“Me informaron que Favre tenía honorarios a través de una agencia de publicidad y que se presentaría un informe al final, ahora ambas cosas están en cuestión… se señalan que en realidad habían pagos de procedencia ilícita, eso es gravísimo y debe investigarse y castigarse”, afirmó.

Sostuvo que Susana Villarán la invitó a ser la vocera política de causa ciudadana justa y correcta a favor de la ciudad, no de una entonces alcaldesa ni de su bancada edil.

Indicó también que independientemente de la investigación que debe hacerse a esta denuncia, no cree que la Susana Villarán haya tomado dinero para sí. “Ella vive en forma austera y modesta”, dijo.

La fiscalía formalizó ayer una investigación preliminar contra Susana Villarán y el exgerente municipal, José Miguel Castro, por el presunto delito de lavado de activos, en razón de las declaraciones de colaboradores eficaces que afirman que las empresas OAS y Odebrecht entregaron dinero a la campaña.

Ambas empresas, según la fiscalía, habrían aportado 4 millones de dólares para financiar la campaña del No.

Print Friendly, PDF & Email