Repentina muerte de Chris Cornell enluta nuevamente al rock

La súbita muerte de Chris Cornell, a los 52 años de edad y sin problemas aparentes, consternó al mundo de la música.

Washington, 18 Mayo 2017, (PL).- La súbita muerte de Chris Cornell, a los 52 años de edad y sin problemas aparentes, consternó al mundo de la música, obligado a despedir a una de las voces más emblemáticas y poderosas del rock alternativo.

Cornell murió anoche de forma repentina e inesperada en Detroit, y su familia trabaja junto con los forenses para determinar las causas, informó Brian Bumbery, representante de quien fuera uno de los dioses del ‘grunge’, junto a Kurt Cobain o Eddie Vedder.

Oriundo de la Meca estadounidense de lo Alternativo, Seattle, Cornell fundó la banda de culto Soundgarden, vocera musical de aquella generación rabiosa e inconforme que a finales del pasado siglo vestía franelas, vaqueros recortados y mala leche.

De aquel entorno salieron agrupaciones como Nirvana, Pearl Jam, Alice in Chains y Soundgarden, fundada en 1984 por Cornell junto al guitarrista Kim Thayil, el bajista Ben Shepherd y el batería Matt Cameron, disuelta en 1997, pero reunida en 2010.

Justo anoche la banda se presentó en el Fox Theater de Detroit, y para mañana tenía prevista una presentación en el festival Rock on the Range, en Ohio, donde cientos de miles se quedaran con ganas de corear el poderoso ‘Black Hole Sun’.

Horas antes de su fallecimiento, Cornell estuvo activo en sus redes sociales, feliz de regresar a la Ciudad Motor e inmerso en la promoción del video ‘By Crooked Steps’, pero al parecer sus viejos excesos juveniles le pasaron factura en la media rueda.

Varias veces admitió que abusó de las drogas desde la adolescencia; a los 13 años de edad consumía diariamente, y tras la disolución de Soundgarden recayó en los opiaceos duros, como el OxyContin, aunque últimamente lucía bastante sobrio y limpio.

De hecho, además de retomar las giras con Soundgarden resucitó el proyecto ‘Temple of the Dog’, que formó en 1991 junto a amigos de Pearl Jam, como tributo a Andrew Wood, vocalista de Malfunkshun y Mother Love Bone, víctima de una sobredosis de heroína.

La discografía de Cornell incluyó cinco álbums en solitario, entre ellos ‘Carry On’, en el cual desplegó su talento con una versión acústica del ‘Billie Jean’ de Michael Jackson, que luego solía cantar como homenaje al malogrado Rey del Pop.

Hablando de covers, también le dedicó el ‘I Will Always Love You’ a Whitney Houston tras el fallecimiento de la atormentada diva del ryhtm & blues, también cantado a capella, porque tenía demasiada voz como para necesitar acompañamiento.

Así lo demostró una memorable noche de 2005 en La Habana, cuando desembarcó con la superbanda Audioslave, y a puro pulmón, corazón y guitarra acústica embelesó a medio millón de cubanos junto al Malecón con su poderoso ‘Black Hole Sun’.

Los testigos de aquel y otros memorables conciertos de Cornell, ya sea en solitario o en sus mútliples aventuras musicales, lloran hoy a un imprescindible del rock, y solo encuentran cierto consuelo en las canciones que nadie cantó como él.

Print Friendly, PDF & Email

Notas relacionadas

Share on facebook
Facebook
Share on print
Print
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Copyright 2020 - El Informante Peru.
error: Alerta: Contenido protegido !!