La Sunass renovó su exhortación a la población para usar de manera racional el agua potable en especial en situaciones extremas como las que viene afrontando Sedapal.

Lima, 28 Enero 2017, (El Informante Perú).- La Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento (SUNASS) renovó su exhortación a la población para usar de manera racional el agua potable en especial en situaciones extremas como las que viene afrontando SEDAPAL ante la excesiva turbidez del agua del río Rímac, provocada por derrumbes y huaycos que impiden el normal funcionamiento de sus plantas de tratamiento y provoca cortes intempestivos del servicio.

La planta de tratamiento de agua potable (PTAP) de La Atarjea puede aceptar niveles de turbidez de hasta 15,000 NTU. En las últimas 24 horas el caudal del río Rímac ha presentado más de 110,000 NTU lo cual hace imposible la potabilización. Si esa agua cruda con excesiva turbidez ingresa a La Atarjea su sistema de filtros colapsaría y el daño sería más grave, pues se dejaría a Lima sin agua potable por semanas o meses.

Otro detalle que agrava la situación es el enorme caudal que ha registrado el rio Rímac. Ayer el caudal del Rímac llegó a 113.3 m3/s (nivel máximo, promedio de 87.2 m3/s) y según el pronóstico del Senamhi a 72 horas, en promedio puede llegar a 126.9 m3/s. Uno de los caudales más altos de las últimas décadas y que causa derrumbes y colapsos agravando la turbidez de las aguas y que obligó a Sedapal al cierre temporal de La Atarjea afectando a 26 distritos.

La actual demanda de la población en Lima es de 25m3 por segundo y La Atarjea es responsable de potabilizar hasta 18 m3/s, de ahí su importancia en este escenario crítico. En ese sentido, Sedapal como parte de sus medidas de contingencia ha activado 270 pozos que extraen agua del subsuelo y que en la práctica son nuestras reservas en momento complejos. Sin embargo, solo pueden extraerse hasta 7 m3/s.

De acuerdo a las proyecciones del Senamhi la situación de elevado caudal y turbidez puede ampliarse en febrero, por lo que lo cortes intempestivos del servicio de agua potable en Lima serían más frecuentes.

Es por ello, la renovada exhortación de la SUNASS para que se mejore las prácticas de uso del agua potable en los hogares, comercios e industrias evitando el derroche, por ejemplo en el regado de parques y jardines así como refaccionado los sistemas de distribución de agua al interior del hogar (cañerías internas, tanques, inodoros, etc).

Asimismo, SUNASS recomienda en estas semanas mantener una dotación de agua de reserva en casa para estar preparado frente a los cortes intempestivos, debido a las intensas lluvias que seguirán registrándose en la cuenca alta y media de Lima.

La función de la SUNASS, el regulador del agua potable, es normar, regular, supervisar y fiscalizar a las empresas de saneamiento a nivel nacional, resolviendo los reclamos en segunda instancia administrativa.

Print Friendly, PDF & Email