El partido Todos por el Perú competirá con candidatos propios en los comicios regionales y municipales de 2018, aseguró su presidente, Aureo Zegarra.

Lima, 15 Enero 2017, (ANDINA).- El partido Todos por el Perú competirá con candidatos propios en los comicios regionales y municipales de 2018, aseguró su presidente, Aureo Zegarra, al señalar que esta agrupación no depende del excandidato presidencial, Julio Guzmán, para seguir en política.

Indicó que, luego de las elecciones generales del 2016, en las que Guzmán fue excluido por temas administrativos, su partido ha venido fortaleciéndose con la inscripción de más afiliados, que hoy superan los 8,000, y la preparación de sus cuadros políticos.

“Vamos a ir solos al 2018 y para ello le estamos dando oportunidad a gente nueva, a nuevos líderes. Somos un partido moderno, que sigue usando con gran éxito las redes sociales. Hay muchísima gente que se está inscribiendo en nuestra organización”, refirió.

En ese contexto, Zegarra remarcó que el partido de la antorcha, que cuenta con inscripción vigente, presentará candidaturas “protagónicas” a la Alcaldía de Lima, a diversas comunas distritales y a los gobiernos regionales de los principales departamentos del país.

“Nuestra inscripción sigue vigente y estamos fortaleciéndonos desde las bases. Seremos protagónicos el 2018 en regiones como Cusco, Arequipa, La Libertad, Lima Metropolitana, en Lima Provincias y, posiblemente, también en el Callao”, declaró a la agencia Andina.

Agregó que su partido también proyecta participar en las elecciones generales del año 2021, y en su momento se decidirá si para entonces se compite con candidatura propia o en alianza con alguna otra agrupación de centro que comparta su ideología humanista.

El presidente de Todos por el Perú, empero, afirmó que aún mantiene contacto con Julio Guzmán, pese a su alejamiento de su agrupación, y descartó que la decisión del excandidato presidencial de formar su propio partido político se haya tomado por alguna discrepancia interna.

Según reveló, la intención de Guzmán era continuar en Todos por el Perú para volver a postular el 2021, pero ello difería de la visión partidaria de corto plazo de esta agrupación, orientada a participar en democracia para consolidar también los municipios y las regiones.

“Volteamos la página a día siguiente que él decidiera no acompañarnos en la formación de nuevos líderes al 2018, y tuviera la idea de ir al 2021 directamente”, agregó tras enfatizar que en su colectividad política no hay espacio para “caudillos que busquen un hedonismo personal”.

No obstante, Zegarra hizo hincapié en que el distanciamiento con Julio Guzmán se dio en buenos términos, considerando que, gracias al despegue de su candidatura a inicios de 2016, Todos por el Perú estuvo “a un pelito de ser Gobierno”, por lo que le deseó buena suerte.

Print Friendly, PDF & Email