Los pasados no resueltos – Opinión Internacional de Alberto Piris

Opinión de Alberto Piris. Si los problemas actuales de EE.UU. se ven agravados por antecedentes históricos desfavorables, como la esclavitud, también tenemos en España pasados “no resueltos” que pueden hacer más difícil la lucha contra la pandemia que nos aflige o el futuro enfrentamiento con la inminente emergencia climática.

Madrid, 20 Junio 2020, (El Informante Perú).- Para el periodista, escritor y comentarista irlandés Fintan O’Toole, gran parte de la agravación de los conflictos que estos días afectan a EE.UU. se debe a la “superabundancia de un pasado sin resolver” (superabundance of the unresolved past), que ahora está aflorando en la vida política del país.

Es un concepto parecido a la conocida frase, atribuida a Churchill, de que “los Balcanes producen más Historia de la que pueden consumir”, cuando se refería a las complicaciones geopolíticas que surgían en el Este europeo tras la 2ª Guerra Mundial.

Ese pasado sin resolver que, según O’Toole, daña hoy a EE.UU. está estrechamente relacionado con el resultado de la guerra civil (Guerra de Secesión), que estalló a causa de que buena parte de la economía nacional estaba basada en el sistema esclavista. Precisamente estos días se discute sobre la permanencia de las estatuas conmemorativas y otros signos que enaltecen al bando derrotado en aquella guerra, cuyo resultado nunca fue plenamente aceptado por los perdedores.

Pero ha habido otras guerras, cuyas consecuencias también fueron asimiladas de modo muy distinto por una parte sustancial de la población (como la de Vietnam o la actual guerra antiterrorista), cuyos efectos se combinan para formar una atmósfera que hace irrespirable el ambiente político nacional ante ciertas cuestiones.

Para O’Toole, el eje de la política de Trump consiste en ignorar la Historia o modificarla a su medida. Según los que le tratan de cerca, el presidente está obsesionado con una seudohistoria que existió sólo “como preludio a su propia grandeza”. Con frecuencia alude a hechos recientes de su país calificándolos como “los mayores de la Historia”. Y no vacila en afirmar que su Gobierno “ha hecho por la comunidad negra más que cualquier otro presidente desde Abraham Lincoln”.

Es esa Historia “excesiva” -escribe el autor-, consecuencia de la esclavitud, de las guerras y conflictos que han afectado a varias presidencias y de la permanente amenaza que ahora supone el terrorismo, la que está abriendo camino a una “autorización para dejar de lado los derechos legales y democráticos”, lo que está agravando notablemente la resolución de los problemas que hoy aquejan a EE.UU.

Para el autor, solo hay dos soluciones. Una es la represión, ahogando otra vez los problemas que ahora están saliendo a la luz, aunque para hacerlo haya que desmontar la democracia; esto no preocupa especialmente a Trump, capaz de pedir al Ejército que reprima con violencia las legítimas manifestaciones populares que la Constitución autoriza.

La otra solución sería “la oleada de un cambio transformador”, para salir del actual estado de “semidemocracia”, en el que coexisten los ideales de igualdad, responsabilidad política e imperio de la Ley con una práctica política que muy a menudo los ignora. Dicho brevemente: o se pone fin a la apariencia de democracia y triunfa el autoritarismo o se hacen realidad las aspiraciones democráticas con las que se fundó la nación. Según O’Toole, “o se afronta ese pasado no resuelto o ese pasado destruirá la República americana”.

No crea el lector que este asunto es específico de EE.UU., contemplado con superioridad desde la vieja Europa donde nació la democracia. Sin ir más lejos, la Historia de España arrastra también algunos pasados no resueltos que siguen emponzoñando nuestra vida política. Lo que para EE.UU. ha supuesto su pasado esclavista, la injusta guerra de Vietnam o la perturbadora guerra contra el terror, para nuestra patria son los problemas heredados a partir de un pasado en el que se gestionó descuidadamente la descomposición del viejo imperio, se perdió el tren de la Ilustración y la modernidad mientras se cultivaba el mito del héroe caballeresco (que “envuelto en sus andrajos, desprecia lo que ignora”) y no se supo establecer una apropiada articulación política y territorial para los distintos pueblos de la vieja Iberia.

Esperemos que esos “pasados no resueltos” que ensombrecen nuestra Historia no nos hagan más difícil derrotar a la pandemia que estos días nos aflige y afrontar la emergencia climática que ya asoma por el horizonte.

(*) General de Artillería en la Reserva y Diplomado de Estado Mayor.

Print Friendly, PDF & Email

Notas relacionadas

Share on facebook
Facebook
Share on print
Print
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
  • En video: Minsa no recomienda el uso de alcohol al 96 % para la higiene

  • Lo último

  • Síguenos en Twitter


  • OPINION

  • MÁS NOTICIAS…

  • Síguenos en Facebook

  • Slider
  • Copyright 2020 - El Informante Peru.
    error: Alerta: Contenido protegido !!