El presidente del Instituto Peruano de Derecho Electoral (IPDE), José Villalobos Campana, afirmó que sí es posible llevar adelante los comicios generales del 2021.

Lima, 18 Mayo 2020, (ANDINA).- El presidente del Instituto Peruano de Derecho Electoral (IPDE), José Villalobos Campana, afirmó que sí es posible llevar adelante los comicios generales del 2021 tras adoptar las medidas sanitarias de prevención por el covid-19 y conocer las experiencias de procesos que se organicen en otros países antes que los del Perú.

“Sí, definitivamente, es posible que se efectúen las elecciones generales en el 2021. Hay voces alarmistas que dicen que hay que postergarlas, pero no [estoy de acuerdo]”, aseveró.

Si bien es cierto, recordó, más de 50 países pospusieron sus elecciones, adoptaron esta decisión porque los procesos se iban a efectuar en los próximos meses y las reprogramaron para finales de año o principios del 2021.

“Las nuestras serán en el segundo trimestre del próximo año, por lo tanto, tomando las medidas sanitarias necesarias y viendo las experiencias de elecciones que se organizarán antes que las nuestras, creo que sí se van a poder llevar a cabo”, recalcó.

Sucesión

En diálogo con la Agencia Andina, Villalobos manifestó que de esta manera se efectuará la sucesión del mando el 28 de julio del 2021, tal como lo establece la Constitución.

“Es un reto enorme para los organismos electorales [Jurado Nacional de Elecciones, Oficina Nacional de Procesos Electorales y el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil], pero creo que van a poder organizar los comicios”, aseguró.

El presidente del Instituto Peruano de Derecho Electoral opinó que se podría analizar la posibilidad de no realizar las elecciones en abril, sino en mayo o junio, según cómo marche la pandemia, pero no podrían pasar de esas fechas.

“Por la salud política del país, lo que se debe garantizar es que el 28 de julio del próximo año tengamos un nuevo gobierno”, enfatizó.

Si al final se necesitara correr la fecha de la elección podría hacerse, aunque demandaría una reforma constitucional mucho antes del 28 de julio del 2021 para que la sucesión de mando se efectúe con normalidad, explicó.