La Oficina de Unicef en Perú nombró a los artistas peruanos Francisca Aronsson y Júnior Béjar Roca como sus nuevos Embajadores Nacionales.

Lima, 08 Noviembre 2019, (ANDINA).– A trece días de que el mundo conmemore los 30 años de la Convención sobre los Derechos del Niño, la Oficina de Unicef en Perú nombró a los artistas peruanos Francisca Aronsson y Júnior Béjar Roca como sus nuevos Embajadores Nacionales.

Ana De Mendoza, representante de Unicef en Perú, dijo que ambos jóvenes embajadores nacieron cuando Perú ya había ratificado la Convención sobre los Derechos del Niño

“El Estado (peruano) hacía esfuerzos por adaptar su legislación, implementar políticas públicas y articular iniciativas para cumplir con los principios de la No discriminación, el interés superior del Niño; la Supervivencia y el Desarrollo; y la Participación establecidos por este tratado de derechos humanos que más países han firmado”, comentó

En otro momento, De Mendoza destacó que el nombramiento de Francisca y Junior como embajadores es una señal de que el mundo está cambiando, y avanzando, está escuchando las voces de las niñas, los niños y adolescentes.

“Gracias al ejercicio de sus derechos, chicas y chicos están demostrando que son capaces de logra todo lo que se propongan siempre que les demos oportunidades de desarrollarse plenamente”, sostuvo.

Por su parte la artista adolescente Francisca Aronsson agradeció a Unicef el nombramiento como Embajadora y se comprometió a promocionar los derechos de la niñez y adolescencia.

“Yo quiero un Perú en el que todas las chicas tengan la oportunidad de soñar y hacer realidad sus sueños, en el que no haya más niñas cuidando de otros niños porque se convirtieron en madres a temprana edad; sueño con despertar y encontrar que las noticias sobre las niñas y adolescentes son positivas, no más violencia, no más acoso”, señaló.

Igualmente, emocionado, el joven actor Junior Béjar Roca señaló que el título de Embajador de Unicef le plantea el gran reto de ser la voz de ese millón de chicas y chicos peruanos que por tener una lengua distinta al castellano o por no vivir en la ciudad tienen menos oportunidades de ser escuchados.

“Los derechos de los niños, y adolescentes son para todos, pero no siempre todos tienen la oportunidad de ejercerlos, como Embajador de Unicef quiero contribuir a que todos puedan terminar la educación secundaria, a que en las escuelas rurales y bilingües la educación sea de calidad, a que las autoridades escuchen lo que chicas y chicos tienen que decir, aunque no votan, tienen mucho que aportar”, indicó.

Al convertirse en embajadores nacionales de Unicef, Francisca y Junior asumen el compromiso de usar su popularidad y reconocimiento del público a favor de la movilización social y la promoción y defensa de los derechos de la niñez y adolescencia.

(Visitado 6 veces, 1 visitas hoy)