El Seguro Integral de Salud garantiza la cobertura de más de 400 diagnósticos relacionados a trastornos y condiciones mentales.

Lima, 08 Octubre 2019, (El Informante Perú).- Aproximadamente el 70% de los casos de salud mental que fueron atendidos el 2018 en los establecimientos del Estado a nivel nacional, corresponden a afiliados al SIS, quienes gozan de la cobertura gratuita del tratamiento de los problemas mentales.

El SIS brinda la oportunidad a la población de escasos recursos de tener acceso a los servicios de salud mental recuperativos para mejorar su calidad de vida y la de sus familias, garantizando la cobertura de más de 400 diagnósticos de enfermedades y condiciones mentales, como depresión, ansiedad, esquizofrenia y alcoholismo, entre otros.

Las prestaciones cubiertas van desde el descarte de los problemas de salud mental, así como las atenciones en todo el sistema de salud pública a nivel nacional, que incluye 104 centros de salud mental comunitarios, hospitales generales hasta los establecimientos especializados como los hospitales Víctor Larco Herrera, Hermilio Valdizán y el Instituto Nacional de Salud Mental Honorio Delgado. Igualmente, están cubiertas las medicinas, análisis de laboratorio, radiografías, tomografías, etc., hospitalización e intervenciones quirúrgicas.

Voz autorizada

El Director Ejecutivo de Salud Mental del MINSA, Yuri Cutipé Cárdenas, confirmó que aproximadamente el 70% de los casos atendidos en los establecimientos públicos son de afiliados SIS y destacó la trascendencia del Seguro Integral de Salud en lograr que los peruanos en pobreza o pobreza extrema tengan acceso a atención de la salud mental.

“El papel del SIS es muy importante. Creemos que el impulso a la reforma de la salud mental tiene como un gran acompañante al SIS en lo que respecta al financiamiento de las atenciones. Tenemos mucha expectativa en que podremos lograr grandes avances en los próximos años entre el órgano rector, los prestadores y el financiador”, afirmó.

Cutipé señaló que la violencia familiar, la inseguridad ciudadana y la crisis política son factores de riesgo que, sumados, pueden generar una enfermedad o desorden mental, como depresión, ansiedad, inclusive trastornos psicóticos, consumo de alcohol u otras sustancias.

(Visitado 12 veces, 1 visitas hoy)