El Frente Amplio solicitó el pronunciamiento de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y de la ONU sobre la elección de los magistrados del Tribunal Constitucional.

Lima, 20 Septiembre 2019, (ANDINA).- El Frente Amplio solicitó el pronunciamiento de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre la elección de los magistrados del Tribunal Constitucional (TC) que lleva adelante la comisión especial del Congreso designada para tal fin.

El grupo parlamentario remitió oficios a Diego García Sayán, relator especial sobre la independencia de los magistrados y abogados del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, y a Joel Hernández García, relator par el Perú de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), para alertar sobre lo que consideran un intento de «cooptación política» de magistrados del TC.

La bancada solicita que se envíe una «carta de denuncia o un llamamiento urgente» frente a los graves hechos que, advierte, estarían poniendo en tela de juicio la transparencia y legitimidad en la futura elección de los magistrados del tribunal constitucional del Perú.

Refiere que el 13 de setiembre se instaló la Comisión Especial del Congreso de la República, encargada de seleccionar a los postulantes al TC, la cual optó por elegir a los vocales por invitación, una de las modalidades previstas en la ley.

Sin embargo, advierte, que después del acto de instalación transcurrieron tres sesiones (lunes 16, martes, 17 y miércoles 18), siendo en la última donde se seleccionó a 11 postulantes sin especificar bajo qué criterios.

«Agrava las cosas que el mismo miércoles 18 se haya publicado la lista de los seleccionados, anunciándose al día siguiente que el lunes 30 de setiembre serán elegidos por el pleno del Congreso los nuevos magistrados del Tribunal Constitucional», señalan los oficios.

El Frente Amplio sostiene que estos hechos afectan a institucionalidad del TC, además de afectar la democracia, porque el mecanismo de selección impide la participación ciudadana, afecta un mínimo del debido proceso parlamentario e impide garantizar criterios mínimos de idoneidad ética y profesional de los postulantes.

Asimismo, la agrupación parlamentaria da cuenta que el proceso de selección de magistrados del TC se da en un contexto de un absoluto descrédito del Congreso peruano y mientra se debate un proyecto de reforma constitucional que adelantaría las elecciones, tanto presidenciales como parlamentarias, a abril del próximo año.

Menciona que uno de los principales fundamentos para el anticipo de elecciones «es el comportamiento errático y antidemocrático del Congreso a partir de su actual composición».

(Visitado 6 veces, 1 visitas hoy)