El ministro del Interior, Carlos Morán, afirmó que se está en camino de lograr la pacificación en el Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem).

Lima, 15 Septiembre 2019, (ANDINA).- El ministro del Interior, Carlos Morán, afirmó que gracias al trabajo conjunto entre la Policía Nacional del Perú y de las Fuerzas Armadas, estamos en camino de lograr la pacificación en el Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem).

En declaraciones a la Agencia Andina, precisó que la situación que vive esta zona del país ya no es un problema de terrorismo, sino de narcotráfico, pues se trata de la principal zona de producción de drogas del país.

“La Policía Nacional del Perú puso su cuota de inteligencia siempre y las Fuerzas Armadas también, entonces creo que estamos en ese camino (de pacificación en el Vraem) y terminar con este problema (de los remanentes terroristas) al Bicentenario”, manifestó.

En ese sentido, refirió que luego de terminar con los remanentes terroristas, el problema de la lucha contra las drogas continuará, lo que exige el compromiso del Estado para hacer un trabajo conjunto y llevar al desarrollo alternativo a esta zona.

Morán precisó que los operativos contra los remanentes terroristas han sido un proceso que se inició con la captura de mandos como Florindo Flores Hala “Artemio” en el 2011.

“Esta detención tuvo su correlato entre el 2006 y 2007 cuando la tecnología se desarrolla en la policía y comienza a hacer trabajos especiales, con procedimientos diferentes, como el realizado en el Huallaga, donde se desarticula a todo el aparato de apoyo que tenía ‘Artemio’”, dijo.

El ministro recordó que antes de la captura de “Artemio” fueron detenidos los lugartenientes, los apoyos (que estaban basados en el narcotráfico) y también a algunos dirigentes cocaleros que lo respaldaban.

“Con esta misma metodología de trabajo, donde se combinaba la inteligencia con el apoyo de las Fuerzas Armadas, fueron abatidos también importantes mandos en el Vraem”, comentó.

Asimismo, consideró que los remanentes de Sendero Luminoso “ya no tiene el mismo poder de fuego” con el que contaban hace algunos años y “no representa un peligro para la seguridad nacional”.

“Creo que estamos en el camino de terminar con este problema”, reiteró.

(Visitado 10 veces, 1 visitas hoy)