Entre diciembre del 2017 y enero del 2018, el entonces juez supremo César Hinostroza hizo gestiones para que se favorezca al empresario Guillermo Gonzáles Newman en un proceso judicial.

Lima, 14 Julio 2019, (ANDINA).- Entre diciembre del 2017 y enero del 2018, el entonces juez supremo César Hinostroza hizo gestiones ante el magistrado anticorrupción del Callao, Ramiro Vila Oré, para que favorezca al empresario Guillermo Gonzáles Newman en un proceso judicial en esa jurisdicción.

Según un reportaje de Cuarto Poder, Hinostroza se comunicó por teléfono con el juez Vila Oré, titular del Juzgado de Investigación Preparatoria Permanente, a fin de solicitarle recibir al mencionado empresario.

En la conversación telefónica, queda evidenciado la relación de subordinación del juez Vila Oré respecto a Hinostroza.

“Siempre para mi es un gusto tenerlo como amigo”, le dice Vila a Hinostroza.

El 4 de enero, Vila le devuelve la llamada a Hinostroza y le informa que había recibido a Gonzáles y que el pedido del empresario había salido “conforme”.

Ese mismo día, Hinostroza le transmite a Gonzáles Newman que su gestión ante Vila ya había sido atendida.

Acto seguido, el empresario le ofrece su yate a Hinostroza para pasear con sus amigos por la bahía de La Punta e incluso se ofrece a prepararle ceviche.

En otro audio, Hinostroza pide a Gonzáles Newman separar una mesa en su restaurante porque iba a ir a almorzar “con toda la family”, compuesta por 12 personas.

Asimismo, Hinostroza solicita al empresario una mesa para 14 personas, así como un “descuento” en el pago por el consumo.

Gonzáles accede y le promete un descuento del 30%.

Finalmente, el juez Vila Ore llama a Hinostroza para pedirle que interceda ante el entonces presidente de la Corte de Justicia del Callao, Walter Ríos, a fin de evitar su nombramiento como juez anticorrupción y crimen organizado.

“No sé si pueda hablar con el doctor Ríos para que no me considere al menos en esta oportunidad en este juzgado”, le pide tras afirmar estar muy ocupado por sus estudios de maestría.

Hinostroza accede y le promete hacer la gestión.

Los audios revelados configurarían al menos el delito de tráfico de influencias.

Hinostroza se encuentra en España, país a donde fugó a fines del año pasado, esperando su extradición al Perú donde será juzgado por delitos de corrupción.

La fiscalía acusa al citado exjuez supremo de ser el cabecilla de la organización criminal los Cuellos Blancos del Puerto, grupo compuesto por jueces, fiscales y empresarios, cuyo objetivo era controlar los organismos encargados de administrar justicia.

El mencionado grupo criminal fue desarticulado el año pasado tras difundirse en la prensa audios donde se escuchan a jueces y fiscales coordinar actos ilícitos.

(Visitado 6 veces, 1 visitas hoy)