El Tribunal Constitucional decidió apartarse del Consejo para la reforma del sistema de justicia en salvaguarda del equilibrio y la independencia de poderes.

Lima, 12 Julio 2019, (ANDINA).- El Tribunal Constitucional decidió apartarse del Consejo para la reforma del sistema de justicia en salvaguarda del equilibrio y la independencia de poderes, sostuvo su presidente Ernesto Blume.

Aseveró que luego de una evaluación en el pleno del TC se determinó que resultaba incompatible su participación en dicho consejo por el rol asignado en la Carta Magna de máximo intérprete de la Constitución.

Recordó que, bajo esa prerrogativa, el TC puede anular leyes y revisar sentencias, en consecuencia, no puede ser obligado a participar de un organismo cuya labor es diseñar políticas de Estado que devengan en la presentación de proyectos de ley o de reformas.

“Hay una serie de ejes temáticos elaborados por la secretaria técnica del consejo a cargo del viceministro de Justicia y temas que implican políticas de Estado que pueden desembocar en leyes y reformas constitucionales, las cuales pueden impugnarse y allí el TC no puede participar como juez y parte”, expresó.

Por ello, “el pleno del TC decidió que en aras de continuar con la autonomía no vamos a participar y lo hemos hecho al amparo del artículo 201 de la Constitución”, añadió.

Informó haber enviado hoy un proyecto de ley al Congreso para solicitar la modificación de la conformación de miembros del consejo para la reforma de justicia.

Precisó que continuará como integrante de la Comisión Especial de la Junta Nacional de Justicia por ser una tarea encomendada por la Constitución.

(Visitado 3 veces, 1 visitas hoy)