La Contraloría General identificó cuatro situaciones adversas en el puente vehicular y peatonal Leoncio Prado, ubicado entre los distritos de Miraflores y Surquillo.

Lima, 08 Julio 2019, (ANDINA).- La Contraloría General identificó cuatro situaciones adversas en el puente vehicular y peatonal Leoncio Prado, ubicado entre los distritos de Miraflores y Surquillo, cuya obra fue recientemente inaugurada por la Empresa Municipal Administradora de Peaje de Lima (EMAPE) con una inversión superior a los S/ 12 millones.

Durante el servicio de control concurrente, los auditores determinaron que la empresa contratista y la supervisora no cumplieron con realizar la prueba de carga siguiendo las especificaciones técnicas, lo cual hubiera permitido confirmar que el proyecto y construcción de obra se ejecutaron en forma satisfactoria ante eventuales cargas máximas exigidas.

Según la documentación revisada, durante la prueba de carga se colocó peso en la parte central del puente Leoncio Prado y se midieron las deflexiones (deformación) producidas.

Sin embargo, de acuerdo a las especificaciones del expediente técnico, debió colocarse varias combinaciones de peso para medir las deflexiones (deformaciones) y tensiones de las péndolas del puente, para confirmar que la obra se ejecutó satisfactoriamente.

Además, se ha determinado que el protocolo de prueba de carga, no cuenta con la aprobación del proyectista que realizó el expediente técnico y para la prueba de carga el supervisor de obra no acreditó a un ingeniero especialista en estructuras como director de la prueba de carga, tal como lo requiere el expediente técnico.

Pagos sin sustento

Durante el control concurrente, realizado del 2 al 22 de mayo pasado, se identificaron posibles pagos de partidas con metrado sin sustento; y pagos por intereses moratorios, por un total de más de S/ 849,000.

Los auditores advirtieron que se pagó más de S/ 815,000 por partidas cuyos metrados no están sustentados en las valorizaciones de la obra principal.

Esto podría generar – según la Contraloría – que se liquide una obra cuyas valorizaciones pagadas no corresponden a las cantidades reales de los trabajos efectivamente ejecutados, afectando los costos del proyecto.

Asimismo, se aprobó una valorización considerando un porcentaje de gastos generales mayor a lo contratado, lo que podría generar que se liquide la obra con un exceso de pago de S/ 27,000 y la demora en los pagos a cuenta del contratista ocasionó que se apliquen intereses por moras de más de S/ 6,000, situación que genera mayores costos.

La Contraloría General ha comunicado oportunamente al titular de EMAPE las situaciones adversas identificadas en el informe de control, a fin de que se adopten las medidas preventivas y correctivas, con la finalidad de asegurar la continuidad de la obra.

(Visitado 5 veces, 1 visitas hoy)