El fiscal supremo Víctor Rodríguez Monteza debe seguir el mismo camino del juez supremo Aldo Figueroa y apartarse de la casación presentada por la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori.

Lima, 12 Junio 2019, (ANDINA).- El fiscal supremo Víctor Rodríguez Monteza debe seguir el mismo camino del juez supremo Aldo Figueroa y apartarse de la casación presentada por la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, para evitar cuestionamientos a la decisión, sostuvo hoy la abogada penalista Romy Chang.

“Debe seguir el mismo camino e inhibirse para que los procedimientos puedan llevase de forma transparente. Cuando parece que no se es del todo imparcial, corresponde dar un paso al costado y dejar que una persona sin cuestionamientos asuma”, afirmó.

En declaraciones a la agencia Andina sostuvo que las observaciones planteadas contra el fiscal supremo Víctor Rodríguez Monteza puede generar nulidades y malas interpretaciones que debilitan instituciones como la fiscalía y el Poder Judicial.

Víctor Rodríguez Monteza, en su condición de fiscal supremo, participa en la demanda de casación presentada por Keiko Fujimori contra la medida de prisión preventiva por 36 meses, solicitada por el fiscal José Domingo Pérez en el marco de la investigación a los aportes recibidos para su campaña presidencial.

El fiscal supremo intentó incautar los audios en poder de IDL Reporteros tras el escándalo que implicaba a exintegrantes del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) y miembros del Poder Judicial en la organización los Cuellos Blancos del Puerto. Se le atribuye también haber filtrado información a los investigados sobre este caso.

La abogada Romy Chang consideró que el fiscal supremo Rodríguez Monteza de modo propio tendría que inhibirse del caso.

“La fiscalía no es un órgano persecutor, no resuelve los casos, pero la norma le deja un margen para que dé un paso costado y deje que su adjunto asuma o permita que otra a persona participe en el caso”, apuntó.

Precisó que el fiscal supremo debe tomar una decisión lo más pronto posible, porque si la Sala Plena de la Corte Suprema acepta la inhibición del juez supremo Aldo Figueroa, remitirá esta decisión para conocimiento del Ministerio Público.

“Lo lógico sería que tome una decisión antes de que llegue, si le interesa el prestigio y la buena marcha de la institución”, refirió.

La abogada penalista explicó también que tras la inhibición del juez supremo Aldo Figueroa, corresponde que la Sala Permanente de la Corte Suprema acepte su decisión, lo cual llevará a convocar a otro magistrado para completar el tribunal.

Consideró como correcta la decisión de Figueroa, pues había un claro problema de imparcialidad, el cual motivó una recusación finalmente rechazada por extemporánea.

Explicó que la sala debe pronunciarse si las normas referidas a la prisión preventiva se interpretaron en forma adecuada en el fallo que dispuso 36 meses de prisión preventiva, sentencia ratificada en segunda instancia.

(Visitado 7 veces, 1 visitas hoy)