AAAAAAAAAAAAAAAaaa

La crítica internacional designó el 2018 como año de la música con nombre femenino, debido al protagonismo de las mujeres en el ámbito de la producción discográfica.

Los Ángeles, 20 de Diciembre 2018, (PL).- La crítica especializada internacional designó el 2018 como año de la música con nombre femenino, debido al protagonismo de las mujeres en el ámbito de la producción discográfica.

Destacan en el listado de lo que ‘más y mejor ha sonado en los últimos 12 meses’ estrellas pop latinas y afroamericanas como Janelle Monáe y Ariana Grande, la sueca Robyn y la revolución trans de la escocesa Sophie.

Completan la lista Kacey Musgraves, Cardi B, Kali Uchis, Christine and the Queens, Helena Hauff, Pink y Mitski.

Este año ha devenido en grito de emancipación para las mujeres contra el acoso y la violencia sexual, lo cual ha trascendido también a la música con discos como Golden hour, Sweetener, Invasion of privacy, Isolation, Oil of every pearl’s un-insides, Chris, Qualm, Be the cowboy, Dirty computer y Honey.

De acuerdo con los especialistas, en 2018 las mujeres han reivindicado sus derechos y ‘no han hecho falta cuotas, ni filtros, ni sesgos, la retrospectiva a lo que más y mejor ha sonado este año puede hacerse sin tener que recurrir al masculino’.

‘La industria del rock, el pop y la música electrónica se ha movido casi exclusivamente a base de testosterona a lo largo de su historia, sin embargo estas mujeres suben al escenario y generan una revolución en la que se baila y se reivindica’, refieren los especialistas.

Robyn, con el disco Honey, primero después de diez años, ha sido reconocida por la novedad de su música provocadora del reencuentro con uno mismo y detonante de ‘partes del cerebro que ni sabíamos que teníamos’.

Por su parte, la cantante hispanoamericana, Grande, ha conseguido con su cuarto disco Sweetener, levantarse después del horror del atentando yihadista en su concierto en Manchester de 2017, colocar en las listas de éxitos un pop tan pegajoso como nutritivo y darle la vuelta a la imagen de muñequita delicada de Disney.

Con su sencillo God is a woman (Dios es una mujer) propone una mirada distinta a toda la iconografía patriarcal del Todopoderoso.

Destaca, además, la estadounidense Musgraves, seguidora de los pasos de Taylor Swift, que devino de tierna cantante de country a estrella del pop, con una potencia hipnótica que trasciende el final de la canción.

En géneros como el hip hop y el trap, resalta la agresividad de Cardi B, en tanto la colombiana Kali Uchis defiende las identidades latinoamericanas, la mezcla de culturas y la música soul.

Otro ejemplo trascendente en el 2018 es la productora trans, Sophie, con su propuesta de música electrónica que alude a la reubicación de identidad, los conflictos de género y la no discriminación.

En la lista figuran también el indie-rock de la japonesa Mitski, U.S. Girls, Grimes y Charli XCX, Helena Hauff, Noname, Lizzo y Cupcakke, Tirzah, Snail Mail y Cat Power.

Ver galeria de fotos
(Visitado 11 veces, 1 visitas hoy)