Una dinámica familiar negativa influye definitivamente en el desempeño escolar de los estudiantes y cuando se produce la repitencia, muchos padres se echan la culpa mutuamente.

Lima, 19 de Diciembre 2018, (ANDINA).- Una dinámica familiar negativa influye definitivamente en el desempeño escolar de los estudiantes y cuando se produce la repitencia muchos padres se enfrascan en la lucha de echarse la culpa mutuamente.

La psicóloga y psicoterapeuta Lorena Pastor responde diferentes preguntas frecuentes alrededor de este tema y brinda las recomendaciones para que esta situación no afecte el autoestima del menor, pero además para que encontrar el ritmo de aprendizaje de cada niño.

1.- La pregunta que se hacen los padres, ¿por qué mi hijo repitió el año escolar?

Un niño puede repetir el año por múltiples causas, entre las más comunes tenemos: dificultades de aprendizaje, dificultades emocionales, déficit de atención con o sin hiperactividad, retraso en el desarrollo, falta de hábitos de estudio, dificultades en las funciones ejecutivas entre otros.

2.- Cuándo suceden estos casos los padres se culpan entre sí, la responsabilidad en todo caso es de los dos…

Exactamente, considero que la responsabilidad es de ambos padres, quienes son los encargados de guiar y apoyar a sus hijos durante la etapa escolar. Ellos son quienes tendrían que estar atentos a las primeras dificultades que los niños presentan y brindarles lo antes posible la ayuda que necesiten. Ambos deben involucrarse con su hijo en el proceso de aprendizaje.

3.- ¿Cómo manejar desde el inicio del año escolar, la situación para que al final el niño no repita el año?

En primer lugar, los padres deben estar atentos a las dificultades que los niños presenten en las distintas materias e involucrarse y ayudarlos con éstas. En segundo lugar, si notan que las dificultades persisten, sería importante llevarlos a realizarles una evaluación integral para saber cuál es la causa del bajo rendimiento. En tercer, y último lugar, una vez que se conoce la causa, hay que brindarle a los niños la ayuda específica que necesitan, ya sea terapias, contratar a un profesor particular, asistir a alguna academia a modo de refuerzo etc.

4.- Cuando los padres trabajan y refieren que no tienen tiempo para ayudar a sus hijos en las tareas escolares, ¿es una buena medida que cuenten con asesoría de un maestro para las tareas en casa?

Es importante que si ambos padres trabajan, los niños se queden bajo la responsabilidad de algún miembro de la familia, ya sea tíos, abuelos. El profesor particular no es necesario mientras el familiar pueda ayudarlo con sus tareas y estudio. La decisión de contratar a un profesor particular tiene que estar relacionada a la causa del problema, pues dependiendo de la causa, se elige el tipo de ayuda que se desea brindar.

5.- ¿La vida del niño y/o adolescente dentro del hogar y la relación con sus padres influye en su desempeño en el colegio?

Por supuesto que influye, una dinámica familiar negativa, provenir de familias disfuncionales además de un sistema de crianza inadecuado, influye negativamente en el desempeño escolar. Lo más probable es que el niño presente problemas psicológicos emocionales que interfieran con su aprendizaje.

6.- ¿Cómo debemos animar a nuestros hijos, en caso de que salgan reprobados, para puedan ir a clases en el verano y salvar sus cursos y que no lo tomen como un castigo?

Como padres debemos alentarlos a continuar esforzándose aunque hayan obtenido un mal resultado. Es muy importante que los padres mantengan la calma y no reaccionen de forma exagerada, ni coloquen calificativos al niño, porque de lo contrario generarán una respuesta negativa además de reforzar una baja autoestima. Si es importante que los animen a dar los exámenes de verano, destacando la idea de que estos exámenes son importantes para afianzar ciertos conocimientos y que los ayudarán a ir al siguiente año con mayor confianza

7.- ¿De quién es la culpa? ¿Del menor, de los padres?

La culpa es de los padres, pues para llegar a una situación extrema de repitencia o de muchos desaprobados en la libreta, es consecuencia de que no se tomaron las acciones correctas para ayudar al niño o al adolescente con sus dificultades. A veces los padres reaccionan cuando ya es demasiado tarde.

8.- ¿De qué manera los padres pueden ayudar a los hijos que repiten el año para que esta situación no afecte su autoestima?

Los padres deben brindarles a sus hijos su apoyo incondicional destacando la idea de que el repetir de año no significa ser menos inteligente. Es importante que cada niño tenga su propio ritmo de aprendizaje, que todos fallamos pero de lo que se trata principalmente es hacer lo que es mejor para el niño y si es mejor que repita para poder nivelarse, madurar y afianzar ciertos conocimientos, pues es una buena decisión. Hay que animar mucho al niño resaltando lo que hizo bien en el año, reforzando positivamente sus puntos más fuertes y enseñarle a enfrentar las situaciones negativas así como las adversidades.

(Visitado 10 veces, 1 visitas hoy)