AAAAAAAAAAAAAAAaaa

Los abusos y maltratos son el principal motivo de llamada a la central de emergencia del 105, seguidos de pedidos de auxilio, accidentes y una gran variedad de hechos.

Lima, 10 de Junio, (ANDINA).- Los abusos y maltratos son el principal motivo de llamada a la central de emergencia del 105, seguidos de pedidos de auxilio, accidentes, quejas por alteración del orden público, asaltos y una gran variedad de hechos que superan los 24, 000 reportes diario, solo en Lima.

Así lo dio a conocer el jefe de la Central de Emergencias 105, coronel PNP Ely Villavicencio Delgado, quien reiteró la disposición permanente de los 370 efectivos que integran su departamento, atendiendo llamadas las 24 horas del día, los 365 días del año, incluso en quechua e inglés.

“Normalmente, las llamadas por violencia familiar son las más numerosas. Se trata de mujeres que indican que han sido agredidas por sus parejas. Después vienen las llamadas por accidentes de tránsito, robos, entre otras denuncias”, detalló.

De acuerdo con el último registro diario de la Central de Emergencia, de 24, 691 llamadas, divididas en 61 tipos de reporte, 4,875 fueron por abusos y maltratos; 2, 458 fueron un pedido de auxilio; 2, 120 se reportaron como accidentes; 1, 485 denunciaron actos que alteraban el orden público, 812 declaraban amenazas y 610 alertaban sobre un asalto.

El suboficial Dante Álvarez, con larga trayectoria en este departamento, indicó que en todos los casos se manda un patrullero para auxiliar al ciudadano que se encuentra en una situación adversa o de inminente peligro.

“En el caso de violencia familiar se deriva inmediatamente un patrullero a la casa de la persona que ha llamado, para conocer el estado en el que se encuentra. Allí mismo el agente hace un reporte del hecho y se formulan los documentos necesarios para el reconocimiento del médico legista y los otros exámenes que se requieran”.

Indicó que si el agresor se encuentra en la vivienda se le lleva detenido y a la agredida se le traslada a la comisaría, de todos modos, para que haga la denuncia formal.

“El parte de la intervención policial forma parte de la denuncia, al que se suman otros exámenes que deberá pasar la víctima. En otras ocasiones, se trata de niños que denuncian haber sido golpeados por sus padres o los han dejado encerrados a modo de castigo. En esos casos interviene además la fiscalía de familia”, sostuvo.

Efectivos políglotas

El coronel Villavicencio destacó que la población confía en el 105 y por eso las llamadas no cesan y a veces para cosas menores, como el haberse perdido o tener raptos de amnesia, sobre todo entre personas de la tercera edad.

“A todos se les atiende. A todos con la misma rapidez. Hay gente que se queda sin pasaje y llaman al 105. Por ejemplo, bajan en el puente Atocongo y son sujetos de un robo y llaman al 105. Hemos tenido que apoyarlos con un patrullero o llevarlos a una comisaria para que se pongan en contacto con su familia”.

Comentó que entre los efectivos de la central hay quienes dominan el quechua, como el superior Segundo Beingolea, proveniente de Apurímac, quien con junto a otras compañeras de provincia, se distribuyen en turnos a lo largo del día para atender a los ciudadanos que solo se comunican en ese idioma.

“Son pocas las llamadas en ese idioma, pero se les atiende cuando lo hacen. La palabra emergencia no existe en quechua, pero se les pregunta cómo están, qué les está sucediendo. Básicamente, llaman por violencia familiar o porque están perdidos en la ciudad”, detalló el superior Beingolea.

El jefe de la Central de Emergencias 105 detalló que su equipo está capacitado para atender también a extranjeros, quienes hacen sus denuncias en inglés. La mayoría de sus llamadas son motivadas por asaltos o extravío dentro de la ciudad capital.

Ver galeria de fotos
(Visitado 7 veces, 1 visitas hoy)